...House of wolves...

Ir abajo

...House of wolves...

Mensaje  Freya el Jue 10 Jul 2008, 22:51

Capitulo 1: “Se siente que es ficción.”

“Boca de lobo.”

No temas a la oscuridad teme a lo que esconde.

Era una puerta blanca de madera, rechinaba cada vez que se abría o cerraba. A través de sus rendijas dejaba escuchar los llantos del viento, las noches de tormenta siempre azotaba con violencia. Mis padres solían decir que encerraba la boca del lobo… “¿Cuál lobo?” Preguntaba inocentemente. Nunca contestaban.
Mis años de infancia los recuerdo llenos de risas, de juegos y sueños, el día era bello, sentía un deseo enorme por ver el sol brillando en lo alto, o quizás solo eran las ganas de verla. Amaba los juegos, las aventuras, los cuentos. Todo era perfecto… hasta la noche.
Tantos ruidos, tantas fiestas, yo pensaba que el diablo bailaba fuera, en el patio. Risas estruendosas y los recuerdos de esas fatídicas películas de terror que solíamos ver a escondidas rondaban mi cabeza, atormentándome a mi corta edad.
Porque estaba prohibido, sangre, muerte, sexo, era algo simplemente inconcebible. Todo estaba prohibido en esa casa, no podías más que concentrarte en la escuela, no podías soñar y dejarte llevar, porque eso te convertía en un individuo y tienes que ser como los demás, tienes que ser normal.
Yo nunca fui normal.

Helena, ese me dijeron era su nombre. Solo recuerdo ese cabello largo, negro, era alta, muy alta… y recuerdo su voz, cantaba en las mañanas, para apaciguar a los demonios de la noche.
Pero un día se fue, la puerta blanca fue cerrada y nadie la ha vuelto a abrir desde entonces. Mis padres y los padres de ella dicen que fue por la fuga de agua, que los cimientos se desgastaron y que no es seguro que nadie mas viva ahí, yo se que mienten.
Clausuraron la habitación porque ella murió ahí, porque su amante se enfado y la asesino. Podría jurar que escuche el llanto de aquel ángel al volver al cielo o el grito desesperado al caer al infierno.
Quiero entrar a ese santuario, necesito ese lugar, es la habitación del pecado. Es el lugar perfecto, donde las pasiones se funden con uno, donde la moral se termina y esta falsedad de mi familia se esfuma… quiero entrar a esa habitación, quiero ser yo por una vez en la vida.
No mas Mikey, no ese niño al que le obligaron a creer las cosas que jamás se cuestiono. Quiero ser Michael, quiero ser el hombre que descubre el mundo por su cuenta, que se lo traga como la oscuridad de la boca del lobo se lo trago alguna vez.”


- ¿y bien? ¿Qué te parece? – pregunto pálido, una ves que acabe de leer.
- Me gusta, pero esta un poco dramático.- respondí conteniendo la risa.- además no pongas tu nombre, que vergüenza jaja…
- ¡no te rías Sam! – grito Mikey, arrebatándome las hojas de las manos.
- Ella tiene razón, además escribes muchas veces ella, ¿no se supone que tiene que tener nombre?
- Nadie te pidió tu opinión Robert ¬¬…
- Oye si es cierto jaja… y además, creo que deberías escribir otras cosas, ¿Por qué no cuentas esa historia de cuando nos perdimos en el desierto? ¿te acuerdas Bob? jaja…
- ¬¬… no voy a escribir lo que ustedes quieran.- Mikey se recostó sobre su cama, escuchábamos a Pink Floyd, estábamos en su habitación, eran como las seis de la tarde. Yo contaba el tiempo ¡mi programa favorito ya iba a empezar! xD… así se dan una idea de lo aburrido que era estar con Mikey- además no se me ocurrió nada mas.- continuo Mikey, con su eterno timbre de voz aburrido.-es solo una estupida tarea, no quiere decir que vaya a hacer una novela.
- Esa no es la actitud Mikey.- le dijo Bob, sacudiendo la cabeza.- si quieres ser escritor, tienes que aguantar la critica.
- Si, pero tu y Samantha me critican por todo ¬¬…
- Lo hacemos por tu bien.- Bob me guiño un ojo, Mikey soltó una palabrota. Cuando el se ponía de mal humor era realmente insoportable.
- No le entiendo, ¿de que se supone que hablas Mikey? – pregunte releyendo el texto.
- Que te importa, si no le entiendes es porque eres una tonta.
- Que grosero, eh… yo solo quiero ayudarte, ahorrarte la vergüenza de leer esto frente a tu clase jaja…
- Cállate Samantha, ya quisiera verte escribiendo algo, no tienes idea de lo difícil que es, no es solo sentarte y ponerte a contar cosas a lo estupido.- me espeto sentándose de nuevo en la cama.- tienes que pensar en cada detalle, necesitas una estructura, un trasfondo y tienes que crear caracteres que no decaigan en lo falaz.
- Ya empezó,… ya esta usando palabras ribonbantes.- murmuro Bob, poniendo los ojos en blanco, Mikey le dirigió una mirada asesina.
- ¿sabes? Yo podría escribir.- le dije con una sonrisa.- podría crear algo mucho mejor que los tontos cuentos que haces.
- ¿así? – Mikey alzo las cejas.- no tienes lo que se necesita.
- El don.- dijo Bob, con una voz mística.
- Que don ni que nada, cualquiera puede escribir, denme un pedazo de papel y ya verán.- Mikey se rió, maliciosamente.
- Te apuesto que no puedes ni escribir uno de esos cuentos de hadas.
- ¿Cuánto apuestas?- pregunte sonriendo, el se acerco a mi.
- 50 dólares.
- ¿50? Que miserable, mejor 100.
- 200.
- 250.
- ¡300!
- ¡alto! Ninguno de los dos tiene dinero.- interrumpió Bob, colocándose en medio de los dos.- esto no tiene sentido, Mikey tu estudias literatura, Sam tu apenas sabes deletrear.
- ¡Bob! – proteste empujándolo, Mikey se rió. – yo puedo hacerlo, van a ver par de incrédulos. – me levante de la cama, para colocarme enseguida de la ventana.- tu Michael, eres un presumido, te crees mucho solo porque ya estas en la uní ¬¬…
- ¿entonces apuestas o no? escribimos un cuento ¿te parece? Cinco cuartillas como máximo, con trasfondo, no tus ridiculeces de princesas.
- ¬¬… idiota.
- Bob será el juez.
- ¿yo? ¡no! están locos, a mi ni me vean.
- Que Ana sea la juez.- sugerí.
- Mi hermana te va a elegir a ti.- Mikey hizo una mueca.- bueno, luego vemos lo del juez., aunque no tiene caso porque yo voy a ganar. – rodé los ojos y mire hacia la ventana.- ya se que puedes hacer cuando pierdas Sammi.- continuo Mikey.- iras a con Ray Toro y le declararas tu amor.
Volví a mirarlo, Bob y el estallaron en una carcajada. Nadie, absolutamente nadie en este enorme mundo me causaba mas nauseas y desagrado que Raymond Manuel Toro ¡lo odiaba!
Era el inquilino mas desagradable de toda la casa y el también me odiaba.
Antes de que le gritara a Mikey (alguna inmoralidad xD) la puerta de la habitación se abrió.
Era su madre.
- hola niños, ¿Qué hacen? – pregunto con un dejo de desconfianza en la voz. No se porque se le hacia tan extraño, que estuviéramos horas y horas encerrados en el cuarto de Mikey, seguramente pensaba que hacíamos orgías. Pero no, las orgías las hacíamos en la casa de Bob (es broma, obvio. Mikey es demasiado mojigato como para que alguien se fije en el).
- Mamá… ya no soy un niño.- murmuro Mikey sonrojándose considerablemente.- tengo 18 años.
- si como digas.- su madre se rió y luego se quedo mirándome… odiaba que me mirara, sabia que ella, su esposo, mi mamá y mi papá, detestaban que me juntara con el ¡¿pero pues que esperaban?! Era lógico que íbamos a ser amigos. Aunque ellos siempre creyeron que entre nosotros había algo mas. seguramente pensaban que por una simple miradita de complicidad en la cena, ya iba a quedar embarazada, que poca confianza tienen los padres. - Samantha, tu padre quiere que bajes a recepción y recibas al nuevo inquilino.
- ¿yo? Que vaya el.
- Esta ocupado.
- Que vaya Mikey.
- Estoy haciendo tarea.
- Mentiroso ¬¬
- Por favor Sam.- insistió su mamá algo fastidiada.
- Ok, voy >.<
- ¿y Robert, cariño, no tienes que irte a tu casa? – si, la mamá de Mikey, siempre corría a todo el mundo ¿y luego porque el pobre de Mikey no tenia amigos?
- Eh… si, claro.- ella sonrió encantada, saliendo de la habitación. Mikey se levanto de un salto y cerro la puerta.- tu mamá me odia.- murmuro Bob, desanimado.
- A mi también T_T
- Cállense.- Mikey se acerco a la ventana.- oigan ¿ese será el nuevo inquilino? Se ve raro.
Bob y yo nos giramos inmediatamente. Somos un par de chismosos ^^
En la acera estaba parado un tipo, cargaba con un par de maletas y veía interesado el lugar.
- como que es un poco bajito.- dijo Bob.
- como que su pelo esta raro ¿Qué clase de corte es ese?
- ¿te haz visto en un espejo Michael? Eres el rey de los peinados raros.
- ¡Cállate! Pero el tiene el pelo rojo y blanco.
- ¿y te sorprendes? Tu escuela esta llena de gente así.- se burlo Bob.- ¿esos son tatuajes?
- Son demasiados tatuajes en un solo brazo.
- Oigan ya no lo vean.- musite, los otros se acercaron mas a la ventana y me empujaron. Par de desconsiderados.
-Samantha, es para hoy ¿sabes? – exclamo duramente la madre de Mikey al abrir la puerta nuevamente. En serio que si me odia - ¡apúrate, niña!
Mire a Mikey como culpándolo de semejante progenitora y salí de la habitación.
Era hora de atender al mugroso nuevo inquilino.
Baje las escaleras de dos en dos, mire a mi papá y al padre de Mikey muy divertidos frente al televisor viendo un juego de los Nets… estupidos Nets, claro eso es estar ocupado ¬¬
Papá me dirigió una sonrisa, se la devolví por puro compromiso. Baje al rellano y antes de salir de casa me mire en el espejo. Estaba toda mugrosa, con una falda de esas campiranas rota, unas sandalias también rotas y si, una chamarra rota. Mikey suele decir que debería salir a las calles a pedir dinero T_T
En fin, los domingos no son para ponerse guapos, son para dormir hasta el medio día.
Me mire con el pelo castaño cubriéndome la cara, me recogí el cabello y me puse un poco de lápiz negro bajo los ojos (aunque no me mire nadie, nunca salgo de casa sin maquillarme). Tenia que verme bien, ni siquiera entendía porque, pero al momento de salir de casa y ver esos ojos hermosos fijos sobre el letrero de la casa, comprendí… quise desaparecer.


Última edición por Freya el Jue 10 Jul 2008, 22:54, editado 1 vez
avatar
Freya
Edgar Allan Poe
Edgar Allan Poe

Cantidad de envíos : 51
Edad : 29
Localización : ...Subiendo del negro abismo o bajando de los astros...
Fecha de inscripción : 08/05/2008

Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/anilaup

Volver arriba Ir abajo

Re: ...House of wolves...

Mensaje  Freya el Jue 10 Jul 2008, 22:52

Capitulo 2: “El nuevo inquilino”.

- ¿bosques de acres?- leyó en voz baja mientras lo observaba en silencio anonadada. No era un tipo nada mas, era El tipo. Era bastante atractivo, no eran solo esos ojos deslumbrantes, ni los labios rojos, ni la voz sensual, ni los tatuajes, ni las perforaciones, ni… bueno, todo el era… S-u-b-l-i-m-e *__* (lo admito, me enamore en dos segundos u.u)- jajaja… que nombre tan mas estupido.- exclamo lanzando un bufido, después de eso supe, que me casaría con el
-hola.- salude, intentando no escucharme muy colegiala. Me miro, bastante extrañado de arriba abajo (“¡¿Por qué no me peine?!” Pensé desesperada… por suerte me depile jeje) pero finalmente sonrió. Eche un rápido vistazo a la habitación de Mikey, dos personas se escondieron deprisa.
- ¿la entrada es por aquí?- pregunto obligándome a mirarlo. Era tan guapo ¿ya lo dije? Parecía no mayor a 20 años - oye, ¿me vas a contestar?
- ah ¡perdón! Este si, ehm… sígueme te llevo a la recepción, yo soy Sam… Sammi… digo soy Samantha Woods.
-¿la encargada? – pregunto arqueando una ceja.
- no, la hija de los encargados >_<
- ah… ok.
Parecía divertido, no le preste atención (porque si no, me hubiera traumado… ¡mas!) lo conduje hasta la recepción que se encontraba en mi casa. La casa de Mikey estaba justo al lado de la mía, sino es que eran la misma casa. Si, una casa que ocupa la mitad de la cuadra con mas de 100 años de existencia y bautizada con un nombre ridículo ^^`
- Oye…ehm… ¿puedes firmar aquí y llenar esto? – le dije entregándole unas formas. Temblé un poco, estaba muy nerviosa, pero el me sonrió y estuvo cosa de un par de minutos escribiendo, con una letra que me costo traducir, esto :

Nombre (s): Frank Anthony Thomas.
Apellido (s): Iero Priccolo.
Edad: 21 años.
Sexo: es obvio ¿no? todos los días.
Lo mire después de leer eso, me sonrió. Seguí leyendo algo nerviosa.
Ocupación:depende de si estoy solo o acompañado.
Forma de pago:con mi cuerpo.
Intereses: no me creerías.
Estado civil: no quieres saber.
Hobbies: ¿Qué te importa?
Escolaridad: ¿Por qué tantas preguntas?
Motivo por el cual desea alquilar una habitación: Quiero embriagarme y joder hasta el amanecer o cuando se me plazca sin que nadie me diga que hacer.
Ok, primer pensamiento que tuve: ¡esta loco!
- ehm… oye disculpa, tenias que llenar esto en serio.- le dije bastante apenada. El me miro extrañado.
- ¿Qué parte según tu, no llene en serio?
“¡toda!” Pensé.
- oye este… mis papás van a leer esto.- murmure en voz baja, totalmente roja.- no les va a gustar.
- ¿entonces tengo que escribir lo que a ellos les guste? – pregunto imitando mi tono de voz. Me aparte ¡se estaba burlando de mi!- si quieres puedes llamar a tu papi y a tu mami, Samantha.
Olvide mi molestia ¡se aprendió mi nombre! *__*
- Haber dame otra forma, entonces.- exclamo con esa sonrisa eterna.- ayúdame a llenarla.- me dirigió una mirada maliciosa, si estaba nerviosa me puse mucho, pero mucho mas después de esa mirada.- Dime, ¿mi nombre esta bien?
- Si…creo.
- Mis padres se emocionaron con los nombres jaja… ¿tu solo eres Sam, Sammi, Samantha?
- Samantha y punto ¬¬…
- Ok, Samantha y punto ¿Qué tal mi apellido? ¿te gusta un Samantha Iero?
No conteste… ¿estaba coqueteando conmigo? Tenia solo 17 años cuando lo conocí y no tenia mucha experiencia en hombres… los únicos hombres en mi vida eran mi papá, el tío Donald, (como me obligaban a llamarlo ¬¬…), Bob y Mikey, pero Michael estaba muy lejos de ser considerado un hombre ¬¬
- Ok… - Frank se rió, que vergüenza.- esta bien, lo admito, en edad te mentí jeje… no tengo 21 ¿Cuántos años tienes?
- 17…- conteste con voz trémula.
- Ah ¿y te falta mucho para ser legal?
- ¿podrías llenar la forma? – puso los ojos en blanco y comenzó:
- Edad, 19 aburridos años, sexo aquí la respuesta esta bien ¡es obvio!
- Escribe masculino.- murmure.
- ¿Cómo estas tan segura?
- Escribe lo que quieras ¬¬…
- Macho jaja… mmm ¿ocupación? ¡también esta bien aquí!
- Escribe si trabajas o estudias.- respondí algo fastidiada, muy guapo y todo pero era desesperante.
- ¿estas coqueteando conmigo? – me puse roja, el soltó una carcajada.- estudio tercer semestre de leyes ¿contenta?
- ¿enserio? – pregunte sorprendida, no tenia para nada la finta de un abogado.
- ¿Qué tiene? ¬¬…
- Nada…
- forma de pago… mmm… efectivo, supongo. Intereses, ¡fuck! ¿Que les importa? ¿me están haciendo un test psicológico?
- ¿vas a contestar?
- Solo por ti Sammi, Samantha, mi interés es salvar al mundo de la injusticia. Estado civil… mmm…ehm… soltero.
- Lo dudaste mucho.- exclame con una risita. Me miro divertido.
- Si estuvieras en mi lugar también dudarías, a ver mmm… ¿Hobbies? ¿no es lo mismo que intereses? Bah… da igual, me gusta leer y me gustan los perros.
- ¿esos son tus hobbies?
- ¿algún problema? Tengo otros, pero tus papis se molestan.
- Ash… sigue contestando.
- Escolaridad ¡duh! Ya te respondí.- le dijo a la forma, me reí.- en universidad ¿tu que estudias Sammi, Samantha? – en serio que nunca olvido eso u.u me llamo así todo el tiempo.
- preparatoria…- respondí molesta.
- Ah claro, todavía eres una niña inocente y pura, por cierto ¿eres virgen?
Lo mire algo molesta y apenada.
- no te importa. – conteste, desviando la vista.
- Motivo por el cual desea alquilar una habitación.- leyó ignorándome.- aquí conteste con total sinceridad, pero escribamos algo bonito, mmm… ¿madurez espiritual se oye muy mamón?
- Si ¬¬…
- Mmm… crecimiento personal, independencia y porque mi madre me tiene harto. Mmm…Esta bien borro lo ultimo, ¿algo más para llenar?
- Nada…- mire el reloj ¡Heroes estaba a punto de empezar! Si, ese es mi programa favorito xD…– sígueme, te muestro tu habitación.

Me siguió a través de un ancho pasillo, atravesamos el invernadero y salimos al patio, que es donde están las habitaciones de huéspedes. El venia tras de mi, mirando atento alrededor. Pasamos deprisa por la habitación uno, que es donde vive Raymond Toro, un pobre músico fracasado que se empeñaba en destruir mis tímpanos, en serio que me caía tan mal.
Recorrimos el jardín, ignorando los cuartos dos y tres y después de abrir una amplia puerta de madera roja, penetramos al llamado “zaguán” que es como mis padres lo llamaban. Era una especie de pasillo techado, donde casi nunca se veía la luz del sol… es mas, ninguna luz.
- mmm… me temo que necesitaremos llamar a la compañía de luz.- musite en voz baja.
- ¿eh? – me miro sin entender.
- Es que solo en la habitación hay electricidad.
- Ah… no importa, me gusta la oscuridad.- me sonrió dulcemente y entramos a su nuevo “hogar”.
La habitación cuatro era la mas pequeña de todas (y la mas fea), solo contaba con una cama, un pequeño sofá, una mesita y un ropero, y un televisor que llevaba en reparación desde el 2001... y todavía tenia esperanzas de ser arreglado.
Pero Frank Iero parecía satisfecho.
- la cama es cómoda.- exclamo al arrojarse sobre ella.- ¿quieres probar?
- No jaja… - me reí porque la cama en realidad estaba llena de resortes… insisto esa habitación era la mas fea…ah si, y por nervios T_T – oye, para ir al baño tienes que recorrer todo el pasillo hasta llegar a las canchas.- le dije rápidamente.
- ¿Qué?
- Esta lejos jeje…- desvié la mirada. Era una estupidez que le quedara tan lejos el baño, pero si, la casa era muy antigua y así se construían en el pasado… creo.
- Fuck… será interesante ir en la noche ¿hay murciélagos?
- No, pero el señor de la habitación seis es fanático de Batman.
- Jaja… no creo que sea lo mismo… oye… ehm… ¿y las regaderas también están ahí?
- Si, y no hay puerta.
- ¡¿Qué?!
- Jaja bueno si hay, pero no cierra…- me puse más roja aun, ¿Por qué tengo yo que explicar ese tipo de cosas? Mis papás son los dueños del lugar ¬¬…
- ¿tendré que bañarme con las puertas abiertas? Vaya… eso también será interesante, no vayas a espiarme, eh jaja…
- Eh no…- mire mi reloj, rogando que pasara el tiempo rápido, ¡faltaban cinco minutos para que empezara Héroes! See… aun, después de conocer a Frank yo quería ir a ver la tele u.u - ¡tengo que irme! – exclame con una voz potente.
- Ah… claro.- dijo el conteniendo la risa. El es risueño…o burlón… mmm
- Bueno, pues espero que te sientas cómodo, a las siete nos reunimos para cenar, no se si quieras acompañarnos, es en la casa de Mikey.
- ¿Quién?
- La casa de enseguida, bueno no importa, puedes ir para que los demás inquilinos te conozcan.
- Lo pensare.- me guiño un ojo y me puse aun mas roja ¿no es horrible que una persona tenga ese poder sobre uno? Detesto estar enamorada…- oye, Sammi, Samantha, ¿Por qué no me das un…?
Se callo en ese momento, porque justo entro mi padre a interrumpir todo ¬¬… aunque no pasaba nada fuera de lo común (al menos fuera de mi cabeza).
Me escabullí rápidamente, siempre me daba flojera los discursos emotivos de mi padre, las categorías favoritas eran de bienvenida, despedida o cumpleaños. Cuando cumplí 15 fue horrible… mi papá resulto un poco dramático.
Salí de la habitación con los rubores aun cubriéndome la cara, pero justo en la pared de enfrente estaba Mikey, esperándome de brazos cruzados.
- Bob se fue.- anuncio, acercándose a mi.
- lo corrió tu mamá… ¿verdad?
- see… bueno, ¿tienes idea de que hora es? ¡Ya va a empezar el programa! Y tú tienes que hacer la comida ¬¬
- ¿olvidas que tu mamá me pidió que recibiera al nuevo? ¬¬… desconsiderado.
Mikey puso los ojos en blanco.
- vamos a tu casa, no quiero que mamá nos interrumpa.
- ¿interrumpa que? – pregunte sin entender, el me miro desesperado. Según, Bob yo desesperaba mucho a Mikey… no se porque, si soy encantadora ^^
- Muchas cosas tonta.- me tomo de la muñeca y nos fuimos directo a mi casa.




Cuando Mikey y yo éramos niños (hace tanto tiempo xD…) éramos de lo mas unidos, los mejores amigos del mundo, como si fuéramos hermanos. Pero con el pasar de los años nos fuimos distanciando poco a poco, la verdad no dudo en decir que prefiero tener como amigo principal a Bob… pobre Mikey, pero es que es insoportable, es tan arrogante, tan callado, tan pensativo y siempre esta escribiendo. Con Bob me río de la vida, la disfruto, con Mikey la critico.
Creo que Mikey es así por dos razones, la primera Helena… ella si, existió y si se murió. El la amaba, era una chica de nuestra edad que vivía con su madre en la habitación siete. Era preciosa y era muy agradable. Fue el primer amor de Mikey pero ella nunca lo supo… murió hace tres años de cáncer.
Desde entonces Mikey es demasiado introspectivo y para colmo por esas fechas, Gerard su hermano mayor se fue a vivir a Nueva York, ellos eran también muy unidos, pero desde hace varios años vemos a Gerard cada día de la madre o cada navidad y si corremos con suerte se aparece en la cena de acción de gracias… creo que no nos quiere xD
A veces desearía leer la mente de Mikey, algo me dice que en su casa las cosas son muy distintas, seguramente las apariencias engañan.


Última edición por Freya el Jue 10 Jul 2008, 22:57, editado 1 vez
avatar
Freya
Edgar Allan Poe
Edgar Allan Poe

Cantidad de envíos : 51
Edad : 29
Localización : ...Subiendo del negro abismo o bajando de los astros...
Fecha de inscripción : 08/05/2008

Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/anilaup

Volver arriba Ir abajo

Re: ...House of wolves...

Mensaje  Freya el Jue 10 Jul 2008, 22:53

Capitulo 3: “Casa de lobos.”

No vivo en una casa normal. Vivo en el 203 de la calle Acres, en una casa que ocupa la mitad de la cuadra, si un día te encuentras por aquí veras que no hay pierde, solo busca una casa café con barandal verde; es inconfundible porque reza a la mitad de la fachada “Bosques de Acres: casa de huéspedes.”
Mis padres y su imaginación… pero agradezco que no se llame fondo del bikini…u.u
Bienvenidos al negocio de la familia, recibir gente desconocida y dejarlos compartir nuestra intimidad con ellos es lo que ofrecemos, además de habitaciones con baño propio (a excepción del cuarto de Frank ) y servicio de cafetería e Internet.
El negocio empezó hace mas de 20 años, cuando mi madre y la madre de Mikey se conocieron en la universidad, estudiaban administración y un día decidieron crear un negocio… malditas locas, lo único que se les ocurrió fue prestar sus casas a desconocidos ¬¬… y en una de esas conocieron a mi papá… heredero de una casa enorme, medio maltrecha pero bonita. Así comenzó la sociedad de los Woods con los Way, pobre de mi papá mi madre lo embauco en esta casa de locos.
Vivo aquí desde que tengo uso de razón, toda mi vida he estado rodeada de mucha gente, mis padres, mi hermana mayor, su marido que existe desde que nací ¬¬… y la familia Way. Y no hablemos de los inquilinos, en 17 años han sido millones (nada exagerada yo xD). El negocio es todo un éxito.
Todo el tiempo llegan personas extrañas, algunos se quedan una semana, dos meses ¡tres años! Nuestra inquilina mas antigua es Lucero, una señora que vive aquí desde hace diez años… dudo que algún día se vaya, Mikey dice que un día la encontraremos muerta en el patio, nada cruel el T_T
Para que se den una idea, la casa es enorme ¡realmente enorme! Es una casa que esta dividida en dos partes, la parte Woods y la Way, ambas tienen dos pisos y el espacio suficiente como para albergar la recepción del lugar (Esa esta en mi casa) y la cafetería (en casa de Mikey). Pero cuando atraviesas las oficinas de recepción y llegas al invernadero, te encuentras con un nuevo mundo:
Detrás de un pequeño barandal se encuentran las habitaciones de huéspedes. No están en un edificio juntas, sino que se encuentran distribuidas alrededor de la casa. Para empezar tenemos la habitación uno y dos, que están una sobre la otra. Frente a estas encuentras el rosal mas bello del mundo y una pequeña fuente, muy romántico diría yo, sino fuera porque los inquilinos de esas habitaciones se detestan ¬¬
En la habitación uno vive Raymond Toro, un fanático de Iron Maiden que disfruta con destrozarles los oídos a todos sus vecinos. Toca la guitarra en un grupo que se presenta de jueves a domingo en un bar cercano, el resto de la semana no hace nada, solo criticar y según el, darle clases de guitarra a Bob y Mikey (no se porque esos dos lo admiran) en fin, los hombres son criaturas extrañas.
En la habitación dos, que esta sobre la de Ray, vive Claire Smith una estudiante de medicina que vemos pocas veces, de echo solo sabemos de ella cuando se pelea con Ray… ah y esas esporádicas veces en las que Bob nos dice: “vamos a ver a Claire.” “¿Por qué?” preguntamos Mikey o yo. “Porque necesito ayuda con mi tarea.” (Bob estudia segundo semestre de Nutrición) “ah… ¿y para eso te tienes que poner tan rojo?” Nos burlamos, luego Bob se calla, gruñe o mastica algo, cinco minutos después ya estamos frente a la habitación dos.
A Bob no podemos decirle que no, simplemente lo amamos y es realmente persuasivo.
Para llegar a la habitación tres tienes que apartarte un poco de la habitación uno y avanzar hasta la lavandería, ahí enseguida vive un tipo muy guapo que se llama Brandon Boyd, mi inquilino favorito después de Frank Iero. Brandon casi siempre esta solo y no habla mucho, pero los fines de semana lo visita su hijito de cinco años, un niño encantador. Mi mamá lo adora, pero están prohibidos los niños y los perros en la casa de huéspedes, la única excepción es Mikey.
Justo enfrente de la habitación uno, se encuentran dos puertas altas de madera, pintadas de rojo y adornadas con vitrales, si las abres encuentras el zaguán, donde esta escondida la habitación cuatro.
A decir verdad, me choca esa habitación, esta fea… casi siempre es alquilada por estudiantes pobretones… o extremadamente atractivos como Frank… ¡fuck! Mejor ignoremos eso.
Esa habitación esta situada en un largo y ancho pasillo, cuando por fin lo atraviesas, encontraras al lado el famoso baño descubierto y del otro lado un salón pequeño donde tenemos un par de computadoras. Luego, afuera, viene el patio, la verdad no se las medidas, así que imagínense un patio grandote xD… tiene bancas y una cancha de básquet que nadie nunca usa.
Enfrente de dicha cancha, esta la habitación de la señora Lucero, ella debe tener más de 60 años, vive sola con tres gatos: Sócrates, Platón y Aristóteles. (Si, ella es la huésped loca), pero siempre me cayo bien cuando era niña, me contaba muchas historias divertidas… Mikey siempre le tuvo miedo.
Unos pasos mas y encontraras la habitación seis, la mas grande y bonita de la casa, ahí vivía un hombre de unos 37 años, siempre usaba trajes y lucia elegante y refinado (pero no tanto, recuerden que vivía en una casa de huéspedes y era casi cuarentón… ¿así o mas patético?) Era James Blake, el tipo más “cool” de todos… cuando estaba ebrio…
Y finalmente tenemos la habitación siete, la de Helena.
Esta clausurada, creo que todos se sentirían mal de usarla de nuevo, Mikey dice que es una estupidez, pero el no hace las reglas.
Sinceramente amo vivir en esta casa, siempre hay algo que hacer, nunca me aburro. Bob vive a unas calles de aquí, lo conocemos desde la primaria y desde entonces somos inseparables.
Mikey y yo hemos estado juntos siempre, todos los días desde hace 17 años le veo la carota… la verdad es un fastidio… no me malinterpreten, yo quiero a Mikey, es solo que a veces quisiera que fuera como antes, como cuando éramos niños y era mi héroe… bueno, en realidad Gerard era nuestro héroe.
Mikey es un año mayor que yo, esta en la universidad estudiando literatura (nada mas perfecto para el, porque es un bicho raro), Bob es dos años mayor que yo (soy pequeña ¿y que? ¬¬…) y estudia nutrición, se metió a esa escuela porque esta llena de chicas T_T y yo estoy en mi ultimo año de preparatoria, contando los meses que me faltan para estar en la uni.
Anita Way tiene 10 años, esta en la primaria aun, pero es mas lista que Mikey ¡esta bien, ya! Ya no vuelvo a criticar a Mikey >_< (al menos no por hoy)
Mi hermana esta casada y vive en New Orleáns, maldita desgraciada es otra Gerard nunca nos visita ¬¬… y Gee, estudia no se que de artes en Nueva York, siempre nos invitaba a Mikey, Bob y a mi a pasar el fin de semana con el… pero a mi nunca me dejaron ir ¬¬… de verdad mis papás pensaban que algo “malo” podría pasarme en un apartamento en NY sola con tres chicos apenas salidos de la pubertad… ¿de donde sacaron eso? xD…
¡Son unos desconfiados!
Como aquella vez el año pasado, tuve un pequeño retraso (con pequeño me refiero a… ¡un día!) pero mi mamá ya quería llevarme al ginecólogo T_T… lo peor es que estuvo a punto de hablar con Mikey… ¡con Mikey! Yo hubiera desconfiado de Bob ¬¬…
En fin, olvidemos ese vergonzoso momento u.u… mi vida esta lleno de ellos.
Les acabo de presentar a los herederos de la casa de huéspedes: Gerard, Karen (mi hermana), Mikey, Ana y yo… ¿me pregunto quien de los cinco será el valiente de seguir con el negocio familiar?
Si por nuestros padres fuera ninguno. Gerard jamás lo haría, esta muy metido en su arte, además se que adora NY ahí es libre de hacer lo que se le plazca; mi hermana vive en otra ciudad ¡descartada! , Mikey es un apático de primera y detesta este lugar, el quiere irse muy lejos, como Inglaterra, para estudiar literatura inglesa, pero me digo yo ¡¿Qué no estas estudiando eso?! El dice que no es lo mismo. Ana tiene 10 años ¬¬… de modo que por descarte quedo yo o.O
Pero los padres de Mikey primero me matan antes de que yo me haga cargo de todo… que complicado… es más ¿Por qué pienso en esto ahora?
Mmm… creo que un Way vs. Woods me suena bien para hacer mi dichoso cuento… ¡el cuento!
Me volveré loca ¿Por qué tengo que escuchar a Mikey y Bob? ellos quieren hacerme sufrir… yo y mi bocota, debí haberle dicho a Mikey que es un genio escribiendo, pero no, se me ocurrió hacer esta ridícula apuesta T_T

Me preguntaba si escuchar The Misfits y ver jugar a Sócrates con una pelusa seria suficiente fuente de inspiración, cuando de repente una sombra me cubrió la vista.
- ¡hola! ¿Estabas aquí? - alce la mirada, yo estaba sentada en el suelo bajo la canasta de básquet. Frente a mi se había situado Frank Iero… cubierto solo con una toalla en la cintura, tenia el cabello y el torso mojado.
- Ho…ho…hola…*__*
- Tu eres subnormal.- me dijo sacudiendo la cabeza y sonriendo.- ¿Qué haces?
“admirarte” pensé con una sonrisa de estupida. Se sentó a mi lado, me pregunte si traería algo debajo de esa toalla.
- ¿te tengo que repetir las cosas Sammi, Samantha o así funcionas tu?- me dijo arqueando una ceja.
- No hacia nada.- respondí apenada.
- Ah, entonces estabas aquí sin pensar en mi y sin respirar ¿no?
- No ¬¬… solo pensaba en algo que escribir.
- ¿escribir? Tu si que eres aburrida.- soltó una carcajada.- te hubieras metido a bañar conmigo.- lo mire sorprendida.- el agua estaba helada, pero nos habríamos calentado juntos
- Ahm… yo… ¿Qué?
El se rió, yo estaba roja y entonces así de la nada aparecieron Bob y Mikey.
- Hola.- saludo Bob, mirando de forma divertida a Frank, Frank solo se puso rojo, se levanto rápidamente y sin decir nada se fue para su habitación.
Bob y Mikey se miraron, segundos después soltaron una fuerte carcajada ¬¬

avatar
Freya
Edgar Allan Poe
Edgar Allan Poe

Cantidad de envíos : 51
Edad : 29
Localización : ...Subiendo del negro abismo o bajando de los astros...
Fecha de inscripción : 08/05/2008

Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/anilaup

Volver arriba Ir abajo

Re: ...House of wolves...

Mensaje  •††Velvet_Rain_Drops††• el Jue 17 Jul 2008, 16:04

Jajaja me gusto muchoooo Very Happy seguiloo pronto n__n
avatar
•††Velvet_Rain_Drops††•
Barón de Montesquieu
Barón de Montesquieu

Cantidad de envíos : 30
Edad : 23
Localización : Montevideo, Uruguay
Fecha de inscripción : 14/05/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...House of wolves...

Mensaje  Freya el Dom 20 Jul 2008, 23:20

Muchas gracias ^^
*********************************************************************

Capitulo 4 "Inspecciones rutinarias"

- ¿hay algo que quieras compartir con nosotros, Samantha? – inquirió Bob, con una sonrisa maliciosa. Se sentó enseguida de mi, Mikey enfrente… me sentí acorralada.
- ¿Qué hacen aquí? – pregunte mientras tomaba a Sócrates entre mis brazos, como si ese raquítico gato pudiera salvarme.
- Yo vivo aquí.- dijo Mikey, con sus típicos aires de grandeza.- la pregunta es que haces tu, aquí y sola con un…
- Dilo Mikey.- lo interrumpió Bob, conteniendo la risa.- con un hombre semidesnudo, eres una descarada Samantha ¡son las doce del día! ¡en pleno patio de tu casa! ¿No te da vergüenza? te vas a ir al infierno jaja…
- Cállate Nathaniel ¬¬… - siempre lo llamo así cuando me molesta.
- Ya en serio, ¿Qué hacían?
- Que morboso Mikey xD
- Ustedes dos, par de mal pensados.- les dije sacudiendo la cabeza, y apartándolos para ponerme de pie.- para su información, estaba escribiendo, el solo llego a saludarme.
- mmm… recordemos Robert ¿Cuánto tiempo lleva aquí el inquilino de la habitación cuatro?
- Una semana y tres días si no me equivoco Michael.- respondió Bob con una voz muy solemne.
- ¬¬… ¿y que con eso? - los interrumpí.
- No pensamos que ligarías con el hasta dentro de dos semanas.- contesto Bob.
- Eres un poco lenta.- se burlo Mikey “¡mira quien habla!” pensé desesperada.
- ¿Qué les pasa? ¿creen que a mi me gusta el? – pregunte haciéndome la sorprendida, pero mas roja que la sangre brotando de una herida T_T
Los otros dos soltaron una carcajada.
- ¡¡¡que no me gusta!!!- grite desesperada, Sócrates se me quedo mirando muy atento, mientras que Lucero salio de su habitación riéndose… de mi TT_TT (ok, toque fondo).
- Esta bien, tranqui Sam, no te alteres.- dijo Bob, preocupado.
- Mmm…Sam enamorada.- empezó Mikey sacudiendo la cabeza.- esto va a acabar mal.
- ¿a que te refieres? – pregunte desconfiada.
- ¿Te acuerdas de Pete?
¡Como olvidarlo! Era mi ex novio, a veces Mikey era tan bruto…
- ¿Qué con el? ¬¬
- Nada, solo que tienes la costumbre de arruinar todas tus relaciones.
- Michael, ¿de que hablas? – pregunte evitando la ira, que amenazaba con matar a Mikey.
- Tú no sabes lo que quieres Samantha y la gente no puede estar esperando a que te decidas por algo.
- Fuck… no otra ves.- escuche decir a Bob, pero lo ignore, me acerque a Mikey tranquilamente, me situé frente a el, a una distancia lógica en caso de verme en la necesidad de propinarle un puñetazo en el estomago… ¿violenta yo? ¡para nada! Soy precavida.
- Yo se lo que quiero.- le dije con una sonrisa, el lanzo un bufido.
- Por favor, eres la persona mas indecisa de todas, ¿Cuánto tiempo estuviste enamorada del tal Pete?
- Dos años, cuatro meses, una semana y tres días.
- ¿llevaste la cuenta? O.o- pregunto Bob mientras alzaba a uno de los gatitos.
- Así de rara es Sam jaja… ¿y cuanto duraron de novios?
- ¿eso a que viene? ¬¬…
- Contesta.
- Dos semanas T_T
- ¡¿ves?! – Mikey soltó una carcajada, quise ahorcarlo ahí mismo pero una parte de mi quería saber a que se refería.- Mira Sam, tu eres ese tipo de gente que cuando ve un pastel en un restaurante se lo quiere comer de un bocado pero cuando ya lo tiene en su mesa lo encuentra rancio.
- ¡fuck! ¿Por qué no hablas como una persona normal?- lo interrumpí bruscamente.
- ¡siempre quieres lo que no puedes tener! Y cuando ya lo tienes no te gusta siempre quieres algo mas, y te entiendo eres una chica de la generación consumista (no se puede esperar mas de ti) pero por unos zapatos no te mato, pero estamos hablando de personas ¡no puedes jugar así con la gente!
- ¡pero…! Maldita sea Mikey, ¡esto no tiene sentido! ¿esto que tiene que ver con que si soy indecisa o no? es mas, estábamos hablando de Frank ¬¬…
- Tonta, todo se relaciona.- Mikey suspiro.- va a pasar con Franco o como se llame, exactamente lo mismo que paso con tu ex, le vas a arruinar la vida jaja…
- Que cómico ¬¬…deberías trabajar en un cementerio matas a todos con tu buen humor ¬¬
- En serio Sam, ¿Cuánto apuestas a que vas…?
- ¡hey!- grito Bob, el gato escapo de sus brazos.- ¿todas sus conversaciones tienen que tener una apuesta? Las apuestas son ilegales, le hacen daño a Bob T_T
Lo ignoramos… obviamente.
-Sam, vas a llorar por el, vas a “enlelarte” por Franco y cuando por fin sea tuyo lo vas a botar, como haces siempre.
-¡¿siempre?! Por dios Mikey, ¡¡¡solo he tenido un novio!!! Y para tu información Pete me boto a mi… ¡idiota! – lo empuje con fuerza, lo de mi ex había sido hacia muy poco tiempo.
- yo solo te digo lo que pienso.- exclamo Mikey, inmutable.
Ambos miramos a Bob, que retrocedió nervioso.
- no sabes lo que quieres.- repitió Mikey.- eres un caos.
- ¿y tu no? – le espete molesta.- te recuerdo que Helena esta muerta,
M-U-E-R-T-A… y a menos de que seas un necrofilico te sugiero que te olvides de ella.
- Sam, basta.- murmuro Bob, me cruce de brazos y me atreví a mirar a Mikey, el solo miraba al suelo. Me sentí fatal.
- perdón.- exclame deprisa. Mikey se encogió de hombros.- no quise decirlo.
- no importa, necrofilia es nueva, pero prefiero el voyeurismo.- Mikey me dirigió una sonrisa fallida.- Sam, yo solo te digo esto porque quiero lo mejor para ti, ten cuidado con lo que hagas, enamorarte de un inquilino no es buena idea.
- ¿Por qué lo di…?
Me interrumpí porque escuchamos una risa. Era Frank.
Los tres lo miramos, estaba recargado sobre la puerta donde están las computadoras, hablaba por teléfono pero no paraba de reír, me di cuenta de que tenia la sonrisa mas bella del mundo, una risa encantadora *__* y además estaba vestido xD…
Bob intercambio una mirada con Mikey y ambos se acercaron a el, apenas reaccione y los seguí… asustada ¡esos dos iban a abrir la bocota!
- hola.- saludo Bob. Frank los miro algo confundido.
- Oye, te hablo luego… si, tu también rómpete una pierna, adiós.- Frank colgó su teléfono y nos miro, a mi me dirigió una sonrisa ^^…- hola.- saludo, con una voz muy distinta, estaba nervioso.
Se hizo un silencio incomodo, los gatitos estaban jugando.
- ok, yo empiezo… soy Bob Bryar, aunque no me preguntaste.
- Bob ¬¬… no empieces.-advertí.
- Ah… ah… perdón soy Frank Iero.- Frank se pego a un mas a la pared, me pareció realmente extraño, Mikey y yo nos miramos.
- Ahm… yo soy Michael Way no hemos tenido la oportunidad de presentarnos, soy el dueño de…- le di un codazo.- ¡ay! Samantha ¬¬… bueno, esta bien, soy hijo de los dueños ¿contenta?
- Si ^^
- Y pues, espero que… ehm… seas feliz aquí.- si, el tiene mucha facilidad de palabra xD…
- ¿Mikey Way? – pregunto Frank con los ojos desorbitados.
- Ehm… supongo… ¿Cómo sabes que me dicen así?
- Porque eres famoso.- contesto Bob, sonriendo.
- Adivine.- contesto Frank, con voz ronca se había puesto pálido.
- De seguro te escucho gritar Sam.- murmuro Bob, lo fulmine con la mirada.
Se hizo nuevamente un silencio incomodo, Frank miraba a Mikey de arriba abajo, parecía aterrado. Bob contenía la risa, mientras que Mikey parecía tranquilo, hasta donde es posible estarlo cuando un chico (por demás hermoso) se te queda mirando como si te hubieran salido los huesos del cuerpo.
Ok, eso fue mas que extraño.
El teléfono de Frank sonó.
- hola.- contesto.- para nada… ¿me disculpan? Con permiso… paso a mi lado empujándome ligeramente y se alejo rápidamente.
- Ok, ¿soy solo yo o ese muchacho esta perdidamente enamorado de Mikey? – pregunto Bob, muy serio.
- ¡cállate!- grite, empujando a Mikey.
- Si, cállate.- secundo Mikey, sonrojado.
- Wow… pobre Sam ¿Qué se siente que el objeto de tus deseos quiera con tu mejor amigo? ^^
- ¡¡¡Cállate Nathaniel!!! – por si no lo notaron, me gusta mucho gritar… T_T
- Si, cállate.- repitió Mikey aun mas rojo… el colmo ¬¬…
- Tú disfrutas con el dolor ajeno, se me hace que solo se asusto al ver lo feo que esta Mikey.
- ¡oye! No, lo deslumbre con mí belleza.
- ¿belleza de donde? Jaja… yo quiero ver eso.
- Es que te dan celos, porque tu solo eres una niñita tarada.
- ¿celos de ti? Por dios, cuando tenga celos de un miope esquelético como tu, te avisare.
- Mustia ¬¬
- ¡ok, basta! – grito Bob.- ¿de todo tienen que pelear? Por dios, me tienen harto…
Bob comenzó a caminar rumbo a la habitación cuatro, Mikey y yo nos miramos y lo seguimos.
- Me deben una, vamos a ver a Claire.- nos dijo cuando abría las puertas rojas.
- No.- dijo Mikey deteniéndose frente a la habitación de Frank. Luego me miro.- Sam, ¿te acuerdas de las Inspecciones rutinarias?
- ¡claro! Jaja era lo más divertido del mundo.
- ¿Qué es eso? – pregunto Bob.
- Cuando Sam y yo éramos niños entrábamos a las habitaciones de los inquilinos, según nosotros para inspeccionar y revisar que todo estuviera en orden.
- Pero siempre nos robábamos la comida jaja…
- ¡si! ¿te acuerdas de aquel viejo que vivía en la uno?
- ¿el que casi nos mata?
- Si jaja… creo que esa vez fue la última que lo hicimos.
- Y estuvimos castigados dos meses T_T
- ¿a que viene eso? – pregunto Bob.
- Creo que es hora de hacer otra inspección.- Mikey sonrió.
- ¿quieres entrar a la habitación de tu novio?- pregunto asombrado Bob.
- ¿Qué? en todo caso es mi novio ¬¬
- Callen los dos, vamos a entrar. En serio, hay algo raro en ese muchacho.
- ¿aparte de sus tendencias homosexuales?
- ¡cállate Bob! – grite.
Mikey rodó los ojos y entro a la habitación, Bob lo siguió.
- oigan es un delito, no pueden irrumpir así en la privacidad… y no pueden ignorarme ¬¬
Entre a la habitación, nunca me había dado cuenta de que las paredes estaban pintadas color guinda.
- Miren, nos dejo las maletas listas para revisar.- dijo Mikey sonriendo.
- Esto es genial, me siento como un delincuente.- exclamo Bob sonriendo. Yo me cruce de brazos y solo los mire.
Las maletas de Frank estaban sobre la cama, abiertas de par en par u.u
- le gusta leer.- dijo Mikey enseñándome un libro de Harry Potter.
- Y le gustan los perros.- musito Bob, mirando una fotografía.
Yo me acerque a la mesa, estaba sobre ella un cuaderno que tenia escrito con la inconfundible letra de Frank, esto:

“come de mi imaginación… cuando llegas y te vas… cuando el humo te penetra hasta los huesos y cuando revientan mis neuronas… me matas y aun así quiero mas de ti… todo el tiempo… ¿eres tu o lo que me das? ¿Cuánto tiempo sobreviviré sin ti?”

No entendí, mire a los chicos, Mikey miraba interesado unos libros de derecho, Bob seguía revisando unas fotos.
- ¿será su mamá? – pregunto mostrándome una foto. Era una mujer muy bella, tenia cierto parecido con Frank, el sonreía enormemente a su lado.- tiene cientos de fotos de perros jaja… esta loco, y tiene muchos amigos.
Bob me fue pasando una a una las fotos, yo solo me fijaba en la sonrisota falsa y a veces estupida de Frank ¿realmente alguien podía ser tan bello como el?
Quizás era un alíen.
Me acerque nuevamente a la mesa, releí lo que Frank había escrito, tenia un no se que, que me llamaba terriblemente la atención. Mikey me miro extrañado, me su puso de rodillas para revisar de bajo de la cama (si, todo acosador u.u) pero entonces Bob lo interrumpió:
- Mikey, ¿no es este Gerard?
- ¿Qué? – Mikey se puso de pie, Bob le entrego una fotografía. Me acerque a ellos.

Frank estaba sentado frente a una mesa llena de cervezas y carne, el sonreía con esa típica sonrisa hermosa, a su lado estaba una chica, ella no sonreía pero era realmente bonita, la abrazaba un tipo… pero eso no importaba, porque alrededor del cuello de Frank estaba un brazo, el brazo de un hombre de cabellos negros, lentes oscuros y sonrisa macabra (bueno rara u.u) el tipo lo abrazaba mientras parecía estar a punto de darle un beso en la frente. Era idéntico a Gerard.
- es Gee.- musito Bob.- no hay duda.
- Pero Gerard esta en Nueva York, ¿Qué tiene que estar haciendo este imbecil con mi hermano?
- Parece una parrillada.- murmure.
- Gerard esta en NY.- insistió Mikey.- y el no toma, el esta en la escuela, no tiene tiempo para estupidas parrilladas, ¿Además porque mi hermano besaría a este pedazo de…?
- Mikey, hay algo que se llaman vacaciones.- exclamo Bob.- además seguro Gee te ha mencionado que es amigo de esta gente.
- ¡no! no hablo con Gerard desde hace semanas.
- Oigan, ¿ese edificio esta Nueva Jersey, no? – pregunte mirando la fotografía.
- Gerard esta en NY.- insistió Mikey… por enésima vez ¬¬
- ¿Qué estan haciendo? – escuchamos decir detrás de nosotros, nos giramos Frank habia entrado a su habitacion.
- Nada…- conteste estupidamente.
- Inspeccion de rutina.- mejoro Bob.- es normal que hagamos esto, ya sabes por seguridad.
Bob tomo a Mikey por los hombros y lo saco de la habitacion, mire a Frank como disculpándome pero antes de que saliera de su habitacion me detuvo tomándome por la cintura.
No podria describir que senti, tiene las manos tan suaves, ademas me miraba con una expresión muy extraña.
- ¿inspeccion de rutina? – pregunto mordiendose el labio inferior… sexy *__*… - ¿encontraron lo que buscaban?
- Yo…- yo nada, yo solo veia esos ojos, pero entonces Mikey volvio, lo mire sin entender, solo tomo las manos de Frank y las aparto de mi… para abrazarme el ¡Mikey! Tan solo me rodio por la cintura y me saco suavemente de la habitacion.
- Te hice una pregunta.- dijo Frank, mirando las manos de Mikey.
- Nos tenemos que ir.- exclamo Bob.
- Ah, bueno, solo una cosa, la proxima vez que entren a mi habitacion sin permiso, busquen debajo de la cama, ahí es donde guardo la droga, las armas y el porno.
Frank nos cerro la puerta bruscamente.

avatar
Freya
Edgar Allan Poe
Edgar Allan Poe

Cantidad de envíos : 51
Edad : 29
Localización : ...Subiendo del negro abismo o bajando de los astros...
Fecha de inscripción : 08/05/2008

Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/anilaup

Volver arriba Ir abajo

Re: ...House of wolves...

Mensaje  Freya el Dom 20 Jul 2008, 23:26

Capitulo 5 "De camino a la escuela."

- Samantha puede caminar.
Se dejo escuchar una risita, era Ana.
- en serio Mamá, no me cuesta nada, yo la llevo.
- Michael, tienes que llevar a Ana.
- Pero no me voy a desviar tanto, además la enana entra a las ocho y media.
- Y tu a las nueve, no vas a faltar a la escuela por llevar a Samantha.
- Pero Mamá, por favor no seas estupida.
- ¡Michael! A mi no me hablas de esa forma, se acabo, olvídate del coche el fin de semana.
- ¡Mamá!
- Fin de la discusión, Samantha vete a la escuela, Ana ve a arreglarte el uniforme.
Ana miro a su madre fastidiada y salio de la cocina dejándonos solos a los tres. Quise desaparecer.
- ¿Por qué siempre eres así? – pregunto Mikey tranquilamente, recargándose sobre el fregador. Su madre arqueo una ceja.
- ¿así como?
- Autoritaria, siempre quieres que todo se haga a tu modo.
- Quiero que las cosas se hagan de la mejor forma.
- Claro, pero para ti solo cuenta tu forma.
- Mira Michael no vamos a comenzar a discutir por una estupidez como esta.- la madre de Mikey me dirigió una rápida mirada, definitivamente quise desaparecer T_T
- como gustes.
- Ojala aprendieras de tu hermano, el nunca me metió en estas predicaciones.- Mrs. Way sacudió la cabeza y de ser cuatro nos convertimos en solo dos muchachos confundidos, parados enseguida del fregador. Mikey me miro como si yo tuviera la culpa de todo.
- ¿Qué? – exclame.- yo no te pedí ningún favor.
- ¿Por qué es así? Siempre tiene tiene que hablar de Gerard como si fuera perfecto. – empezó Mikey bajando la mirada.
“Gerard es perfecto” pensé, pero preferí no decir nada frente a Mikey.
- Lo tiene sobre un pedestal.- continuo.- claro Gerard nunca la decepcionaría, Gerard es obediente, es servicial, nunca será un pobre diablo como yo.
- No digas eso.- lo reprendí, detesto que la gente se subestime.
- Gerard tiene futuro.- continuo, cabizbajo.- yo me moriré de hambre mientras escriba mis ridículas historias, el tiene talento, yo soy un cobarde que eligió la salida mas fácil.
- Mikey no hables de esa forma.- lo tome de la mano con fuerza.- tu serás una persona exitosa, veras que tu mamá se sentirá muy orgullosa de ti. Es solo que hoy esta estresada…
- ¿Por qué la defiendes si te trata mal?
- No me trata mal.- Mikey alzo la vista.
- Te detesta.
- Bueno, ¿y porque haría eso?
Mikey volvió a bajar la vista, un leve gruñido se dejo escuchar de su boca. Soltó mi mano y entonces por enésima vez me mostró la foto de Frank.
- ya la vi… Frank sale sexy.
- Gerard.
- Ah… si el también.- puse los ojos en blanco.
- Ella.
- Mikey ¿a que estamos jugando?
- La conozco.
- No es cierto, tu no conoces chicas bonitas.- Mikey me miro con una sonrisa.- aparte de mi.- añadí sonrojándome.
- La he visto en la facultad.- explico Mikey, mirándola.- pero creo que no estudia ahí.
- Tal ves te confundiste.
- No pasa desapercibida.
La mire detenidamente, tenia los ojos verdes y el cabello castaño rojizo, rizado… no tenia nada de especial.
- ¬¬… ¿Qué quieres decir con eso? – pregunte, arrebatándole la fotografía.
- Que esta guapa.
- No es cierto., esta bizca.
- No es verdad jaja… tranquila miss celos, seguro es solo amiga de tu novio.
“¿mi novio?” pensé, luego mire a Mikey, me sonroje.
- se te hace tarde.- me dijo mirando su reloj.- si quieres te llevo, no importa mi mamá.
- Gracias… pero mejor no la hacemos enojar.- sonreí sintiéndome aturdida, tome mi mochila y me despedí.

Al salir de casa me arrepentí de no haberme puesto el saco del uniforme, hacia un frió nada agradable. Mi escuela esta a solos unas cuadras de la casa. Camino hasta ella todos los días, debo admitir que me gusta, aunque vaya sola.
Antes Bob, Mikey y yo nos íbamos juntos, pero ellos ya están en la universidad ¬¬… Bob entra a las siete, Mikey a las nueve y yo a las ocho… al menos debería agradecer que los tres estemos en la mañana….
En fin, mi escuela es espantosa, la detesto. Estoy en un colegio de “buena reputación”, las colegiaturas cuestan un ojo de la cara, esta lleno de hijos de personas importantes o de gente con negocios turbios o casas de huéspedes u.u
Mis compañeros son fatales, son arrogantes, banales, prejuiciosos, cerrados y me odian. Lo juro, ojala mintiera en eso, pero para mi desgracia es cierto. Solo tengo una amiga, pero Jennifer únicamente sirve para meterme en problemas innecesarios. ¿Qué puedo decir? Hay gente que simplemente no nació para la escuela… como Frank.
Ese día caminaba distraída hacia la escuela preguntándome porque la madre de Mikey siempre me trata tan mal, desde que tengo uso de razón noto cierta hostilidad de su parte, cuando eres niña no te importa, tenia a Gee para defenderme pero ahora soy conciente de muchas cosas, como ese distanciamiento que crece estrepitosamente entre Mikey y su madre… pero no lo entiendo.
Me detuve de golpe antes de llegar a la avenida que acostumbro cruzar, porque ahí esperando cruzar estaba Frank.
“genial, prepárate para la vergüenza de tu vida” me dije respirando hondamente. Me encamine hacia el sintiendo las rodillas desfallecer, insisto es horrible que una persona tenga ese poder sobre uno.
- hola.- pronuncie quedamente, el dio un respingo.
- Sammi… Samantha… vaya, hola.- me dijo con una sonrisa enorme.
- Hola.- repetí mordiéndome el labio, el se rió y me dirigió una mirada penetrante de arriba abajo, ahí supe como se sintió Mikey el día anterior… Frank es un criticón ¬¬… más porque comenzó a reír fuertemente. - ¿pasa algo? ¬¬…
- Nah… es que pareces una caricatura japonesa jaja…
- ¿eh?

Me sonroje (fue la primera de muchas en el día). Mi uniforme es horrible, ya el simple hecho de usar uniforme es fatal, pero el mió va mas haya de la ridiculez: Uso zapatos negros, calcetas blancas, falda azul de cuadros tableada con listoncitos rojos (el colmo ¬¬…), camisa blanca, corbata negra y saco azul (Sin contar con el sombrerito ridículo que nunca me pongo).
El se rió con mas ganas de mi desgracia yo solo podía desear que me tragara la tierra T_T
- ya no te rías.- suplique dándole un golpe en el hombro.- no es divertido.
- Esta bien, esta bien jaja…al menos tienes piernas increíbles.
Lo mire sorprendida, se hizo un silencio incomodo (solo de mi parte) el seguía riendo.
- Frank…- empecé conteniendo las ganas de pedirle que se callara. Lo que hace ese hombre en mi, me obliga a comportar como una “niña decente” si hubiera sido Mikey lo hubiera aventado hacia los coches.- ehm… Frank… oye ¿me pones atención?
- toda la que quieras.- dijo poniéndose muy serio.
- ehm…gracias… yo bueno, yo quiero pedirte disculpas por lo de ayer, mis amigos son unos tarados y ellos di… Frank ¿me estas viendo el trasero?
- ¿eh? ¿Dijiste algo? – pregunto alzando la vista.
- nada.
Desvié la vista y retrocedí un poco. Nadie nunca me había visto de esa forma tan descarada, como si me desnudara con la vista, hubiera sido halagador si no fuera porque soltaba una carcajada a cada oportunidad… ¿Cómo saber si hablaba en serio?
- Te ves sexy…- me dijo mirando hacia la avenida.- bueno Sammi, Samantha ¿Qué me decías de los estupidos de tus amigos? – agrego mirándome, esta vez a los ojos.
- ¿ah? Que… a ellos… yo, ay… que no hagas caso de sus tonterías.
- Esta bien, pero no quiero que vuelvan a irrumpir en mi privacidad, que no se te olvide que conozco muchos abogados, lo que ustedes hacen es un delito y pueden meterse en graves problemas.
- ¿hablas en serio?
- No… pero no le digas a tus amigos.- me guiño un ojo, en ese momento me jure a mi misma que si era necesario cambiaria a mis amigos por una sola de esas miradas de complicidad de Frank.- oye espero que te quede claro que no tengo nada que ocultar, es mas, puedes ir a mi habitación cuando quieras.
- Aja…lo que digas…*__*
- Ven, es hora de cruzar.
Me tomo del brazo y sin darme cuenta ya me encontraba al otro lado de la cera.
- ibas a cruzar la calle ¿verdad? - pregunto Frank, con una cara de confusión, por lo menos me toco reírme esa vez a mi.- ¡contesta!
- si, mi escuela esta justo por aquí.
- Ah menos mal, siempre hago que la gente haga cosas que no quiere… ¿y a que hora entras a la escuela? – me pregunto sacando de su bolsillo una paleta de cereza, era lo ultimo que esperaba pero me pareció tierno.
- A las ocho.- respondí imaginando lo que seria ser esa paleta… y ahí me di cuenta ¡haré un cuento sobre una paleta de cereza que se convierte en princesa! ok… quizás me gane un premio nobel gracias a esa historia y ahí estaré en Oslo (o donde sea) recibiendo mi premio y gritándole en la carota a Mikey que escribo mejor que el.
- Ok… si te subieras un poco mas la falda.- ahí desperté de mi aventura cósmica.
- ¿Qué dijiste Frank?
- Que se te hace tarde para la escuela.- contesto sin inmutarse.- faltan 15 minutos.
- Mi escuela esta a tres cuadras…y estabas diciendo algo mas ¬¬…
- Tal ves solo decía lo que tu quieres escuchar.
- No lo creo.- respondí segura.
- Jaja… bueno júntate más conmigo y vas a cambiar de opinión.
- Frank ¬¬…
- Bueno, Sammi, Samantha ¿en serio no me vas a preguntar a donde voy? – me dijo alzando las cejas.
- No es necesario que me llames así ¬¬… y ya bueno, ¿adonde vas?
- A la facultad, tengo que darme de baja en algunas materias o al menos ese era mi plan inicial.
- Ah… ok, bueno supongo que te veré en la noche.- le dije resignada.
- Ok, como gustes, pero mira tú que lista, te digo que puedes verme cuando quieras y tú elijes la noche jaja… ¿Qué se te antoja hacer?
- ¿eh? – retrocedí sonrojada, no se como funciona su cerebro pero de una forma retorcida todo tiene que ver con sexo… ¿o soy yo la única que piensa eso? O.o
- Empiezo a creer que te pongo nerviosa.- me dijo con una sonrisa que me causo los escalofríos más calidos de toda mi vida.- oye vamonos a la escuela.
Asentí aturdida, pero antes de dar mas de dos pasos coherentes el me detuvo tomándome por la cintura, amo que haga eso *__*
- espera, tengo algo para ti.- me entrego una paleta como la suya, lo mas bonito de todo es que tenia forma de corazón... see el amor vuelve patética a la gente u.u- ahora, ¿Dónde esta tu escuelucha?
- ¿iras conmigo?
- Claro, puedo ir mas tarde a la uni ¿o es que tienes miedo de que conozca a tu novio?
- no hay novio.- respondí con una sonrisa enorme y comenzamos a caminar.

Fue extraño, pero era como si el me condujera a mi, estaba tan embobada mirándolo =)
avatar
Freya
Edgar Allan Poe
Edgar Allan Poe

Cantidad de envíos : 51
Edad : 29
Localización : ...Subiendo del negro abismo o bajando de los astros...
Fecha de inscripción : 08/05/2008

Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/anilaup

Volver arriba Ir abajo

Re: ...House of wolves...

Mensaje  Freya el Dom 20 Jul 2008, 23:26

Pero es que Frank Iero resulta ser un conversador ideal, habla muy animado, con gracia, se ríe y salta, luego te mira con los ojos llenos de sorpresa. Parece un niño pero es un hombre.
- sabias que la prepa es una perdida de tiempo ¿verdad, Sammi, Samantha? – me dijo justo cuando llegamos frente a la escuela.
- Que no me digas así, y ya sabia, lo he sabido toda mi vida ¿pero hazle entender a la gente?
- Jaja… yo te entiendo, pero en ningún lugar dice que estas obligada a ir.
- En la constitución dice.
- Pero la constitución es una tonta.
- ¿seguro que serás abogado?
- Jajaja… créelo…. Oye Samantitha ¿Qué clase tienes?
- ¬¬… no me digas así, y tengo clase de…mmm déjame ver, ash… calculo T_T
- Asco, a eso me refiero con que la escuela no sirve para nada.
- Menos esa clase.- coincidí, el sonrió encantado.- a menos que cuentes que mata neuronas >_<
- El alcohol también lo hace, pero al menos te diviertes cuando pasa… ¿quieres una cerveza?
- No ¬¬…
- Bueno, ¿Qué tal un café?
- Debo ir a clase.
- Hay una diferencia enorme entre lo que se debe y quiere hacer, ¿tu quieres perder tu tiempo en un aula donde un idiota te diga que eres estupida por no saber derivar o prefieres tomar un delicioso y económico desayuno con tu querido amigo Frank, que no se si habías notado es extremadamente sexy?
- ¿eh?
- ¿estas sorda?
- No es que fue una pregunta larga.- me reí, el se sonrojo un poco.- pero me gustaría un desayuno delicioso y económico…si es contigo.- añadí con las mejillas rosas, el me miro asombrado, creo que pensó que diría que no.
- Ehm… sígueme, conozco un lugar genial, mi amiga y yo íbamos ahí todos los días.
- Ok, pero ¿volvemos antes de mi siguiente clase, verdad?
- Si te gusta soñar…
- ¿eh?

Me llevo a un lugar alejado de la escuela, en el centro de la ciudad. Era un lugar extraño, de paredes color naranja y verde, lleno de fotografías de James Dean, Marilyn Monroe y sorpresivamente de Alfred Hitchcock. Había libros por todas partes, incienso y música jazz.
- ¿Qué? – pregunto Frank a la defensiva.- mí amiga adora este sitio.- excuso.- ¿quieres comer algo?
- Creo que no entrare a mi siguiente clase.- respondí abatida.
- ¿Qué clase es?
- Química.
- Ay por dios ¿y te importa?
- No…no…- sonreí apenada. El pidió una rebanada de pay de manzana y café, yo solo un capuchino. Odio decirlo, pero hasta comiendo se ve bien… creo que me estoy obsesionando, las obsesiones son malas, las obsesiones matan.
Mikey una vez me leyó algo sobre eso. Ahora que lo pienso Mikey intenta hacerme leer lo mas posible, cuando éramos niños pasaba horas sentada en el piso de su habitación escuchando como me leía cuentos, o mitos griegos, era divertido mas cuando me contaba su propia versión de la historia.
Extraño esos momentos.
- ¿en que piensas? – interrumpió Frank, mis pensamientos.
- Nada.- respondí… Mikey habría sido una mala respuesta.- ¿y te gusta tu carrera?
- Nah… la estudio para complacer a mis padres… ¿tu que estudiaras?
- Ni idea.- suspire.
- Deberías estudiar la vida
- ¿Cómo?
- Pues fuera de las aulas tonta, mira como vive la gente, como se relacionan, que anhelan, que mienten, como celebran…
- ¿eh… como antropología?
- Algo menos complicado, solo aprende a observar.
- Eres extraño.- musite sin pensar, el se rió.
- Mi madre siempre me dijo eso, nunca supo cuanto hasta que me vio con…gente… bueno, me vio jaja…
- ¿haciendo que? – pregunte con una sonrisa.
- Jaja… no quieres saber… solo te puedo decir que estaba ebrio y que la estaba pasando muy bien.
- Mmm… siento que me ocultas algo muy importante jaja…
- Yo dije que no tenia nada que ocultar, soy como una blanca paloma.- el sonrió.- oye ¿Cómo te dicen tus estupidos amigos?
- No les digas así, ellos me dicen Sam… tu deberías hacer lo mismo.
- Si fuera como ellos si, pero yo soy especial… ¿crees que soy especial?
- Creo que eres extraño.- repetí, sonreía como una adolescente tarada… aunque en realidad lo soy.
- ¿Qué harás mañana?
- Ir a la escuela.
- No lo harás.- exclamo como si acabara de pronunciar una blasfemia.
- ¿y porque no?
- Porque pasaras el día conmigo.- me sonroje pero sonreí, una parte de mi decía “¿Cómo se te ocurre faltar a la escuela niña tarada? Falta tan poco para los exámenes” pero la otra decía “al diablo, ¡Es Frank! acepta todo lo que te diga ¡TODO! O.O” – primero iremos a mi tonta facultad.- agrego Frank.- será un ratito, luego iremos a un bar…
- ¿Ah si?
- Si, Toro me dijo que buscaban a alguien en donde trabaja y necesito un empleo urgentemente.
- ¿Ray Toro? ¿el de la casa?
- Ehm… no conozco a muchos Toro… ¿tu?
- Nop… ¿y de que trabajaras?
- De striper.- me reí con ganas, el me miro arqueando una ceja.- hablo en serio… ¿Por qué la gente se ríe cuando les digo que me pasión en la vida es desnudarme?
- Porque es ridículo jaja…
- No, ridículo es cubrirnos con pieles o telas, por dios ¡o con uniformes tan sexys como el tuyo!
- ¿mi uniforme es sexy? Jaja…
- Nah, tú lo eres.
Me reí más, bajando la mirada.
- no deberías reírte, deberías decirme gracias ya lo se jaja… cuando alguien te diga que eres bella no bajes la mirada, ni te pongas roja, simplemente están apreciando la verdad que hay en ti.
- ¿y aprecias esa verdad en todas las chicas? – pregunte aun mas risueña.
- mmm… a veces en algunos chicos y bueno no la verdad soy bastante ciego… y si, es mentira no me desnudare otra ves por dinero.
- ah, o sea ya lo habías echo jaja…
- tengo un pasado oscuro.- Frank se mordió el labio, aunque enseguida sonrió.- había una ves un tipo que me, bueno no importa.
-mmm… otra historia inconclusa.
- es mejor Samanthita, así dejamos un poco de suspenso entre los dos.
-¬¬… que no me digas así… y tu dijiste que no tenias nada que ocultarme.
- ¿y que tal si mentí? Soy bueno mintiendo.
- creo que eso no me gusto saberlo… ¿Sabes quien es muy honesto?
- no y no me importa, a menos de que hables de ti.
- Mikey.- conteste antes de que terminara la frase anterior.
- ah… el guey… quiero decir Way ^^
- ¬¬… oye, Mikey nunca me miente, prefiere no decirme nada antes que contarme una mentira.
- pues que idiota, las mentiras le dan sabor a la vida.
- que malo.
- ¿tu y Mikey, que nombre tan ridículo, fueron novios?
- ¿eh? ¡No! es mi amigo y ya.
- yo no me sonrojo cuando hablo de mis amigos.
- yo no me sonroje.
- entonces te sonrojas cuando mientes.
- ¡pero yo no me…!
- ¿Mikey besa bien? Imagino que si.
- ¡nunca lo he besado!
- ¿segura?
- ¿Cómo sabes que besa bien? – pregunte intentando fallidamente desviar de tema u.u… beso con Mikey es tema prohibido.
- no me respondas con otra pregunta.- mascullo Frank.
- ¿sabias que Mikey tiene un hermano? se llama Gerard…- dije, obviando su advertencia.
- y de seguro se apellida Way.- Frank puso los ojos en blanco, quise decirle lo de la foto, pero el me salio con esto.- tal ves lo sabría Samantha, si el estupido de tu “amigo” no hubiera entrado a mi habitación a revisar mis cosas ¡sin mi permiso! Ahora lo odio y no me importa si tiene hermanos.
- ¿entonces no conoces a Gerard?
- ¿y porque, habría de conocerlo?
Me quede callada, Frank exclamo algo que prefiero no repetir y presto su atención a su pay, ignorándome por un buen rato.
Estupido Mikey, me causa problemas aunque ni siquiera esta presente.

- ¿esta rico el pay? – pregunte con voz débil.
- Si, pero es mió, cómprate el tuyo.
- Miserable ¬¬…
- es broma, abre la boca.- se acerco a mi, tomando mi rostro con una mano, me obligo a abrir la boca y me metió un pedazo de su mugroso pay (¡con sus dedos!), casi muero asfixiada T_T
El se rió, pero callo abruptamente cuando un señor se acerco a nosotros, era empleado del lugar.
- Anthony ¿Qué haces aquí? – pregunto seriamente, Frank le dirigió una mirada fría.
- ¿no puedo entrar aquí? ¿acaso va a llamar a la policía?
- No exageres, pensé que no volverías luego de lo de tu amiga.
- Por favor, Brissa y yo no somos siameses, puedo estar perfectamente bien sin ella.- note como Frank apretaba los puños, tenia una mirada retadora, el hombre me miro un momento.- por cierto.- añadió muy tranquilo.- ella es Sofía, mi novia.
- ¿Qué soy quien?- pregunte alarmada, el me dio una patada- ¡auch!
- No he visto a Brissy desde lo de esa vez.- añadió Frank ignorándome.- sabe señor, que si hablara con ella le rogaría que regresara lo que se llevo, pero Brissy es complicada. Lo ultimo que supe es que se fue de su casa.
- Mira Anthony, por el gran aprecio que sentimos por Briseida no levantamos cargos, ni siquiera buscamos hablar con el profesor Matthews, solo queremos que recapacite, es una chica dulce y me sorprende tanto que haya cambiado así, mira que robarnos, cuando era nuestra empleada mas querida.
- Lo se, digo Brissy nos dio una horrible sorpresa, creo que fueron las malas compañías.
- Si bueno, espero que se de cuenta de su error… Anthony si la ves, por favor dile que quiero hablar con ella, que no voy a hacerle daño ni pedirle que regrese nada, solo quiero que este bien…- suspiro lastimosamente.
- Deacuerdo.-El señor no lo vio, pero Frank tenia una cara llena del mas puro fastidio.
- pero que descortés soy señorita.-añadió el hombre.- no me presente soy Charles Roy, amigo de Anthony, gusto en conocerte Sofía.- agrego mirándome cariñosamente.- me alegra que aquí este muchacho tenga una novia tan linda… pero yo los dejo solos, sabes Anthony que eres bienvenido aquí cuando quieras.- continuo mirando a Frank, que lo observo atento.- se que tu eres un buen chico…- el hombre suspiro, Frank lucia tan abatido y yo tan confundida, pero aun así ¡¿Qué demonios fue eso de Sofía?!

El hombre se alejo cabizbajo, Frank lo siguió con la mirada pero cuando Charles ya estaba lo suficientemente lejos soltó una risa irónica.
- ese tipo es un completo estupido.- me dijo sacudiendo la cabeza.
- ¿desde cuando soy tu novia? – pregunte con los ojos entornados.
- mejor salgamos, aquí hay espías.
No me dejo replicar porque me tomo del brazo y me obligo a salir de la cafetería, sin pagar por cierto ¬¬…
- ¿olvidaste que me llamo Samantha? – pregunte soltándome de el, habíamos avanzado un par de calles, Frank mascullaba cosas inteligibles mientras reía.
- No, pero es mejor que no sepa tu nombre, además Sofía es un nombre bello ¿no?
- ¿soy tu novia?
- No preguntes, no importa.
- ¡me pateaste!
- Perdón por eso.- Frank hizo una mueca extraña.- creo que arruine tus hermosas piernas.
- No me dolió tanto…- desvié la vista.
- Solo dije que eres mi novia para que el desviara la atención.- mire a Frank sin entender.- mira si el cree que tengo novia se dará cuenta de que no me gusta Brissa y que no tengo porque protegerla.
- ¿Quién es Brissa? – me senté sobre a acera, estaba comenzando a molestarme.
- Mi mejor amiga.- Frank se sentó enseguida de mí.- es complicado.
- Explícame… o explícale a Sofía… Tu Novia.
- ¿Cómo se si puedo confiar en ti?
- ¿hablas en serio? ¿Por qué no confiarías en mi?
Frank soltó una palabrota, se llevo las manos al rostro y suspiro.
- Te lo contare a grandes rasgos, Brissa es mi mejor amiga desde hace un par de años, somos muy unidos, la adoro y ella siente lo mismo por mi; mira ella trabajaba en esa cafetería hace un par de semanas, tenia en ese trabajo por años, y el señor Roy era un buen amigo de ella, todo era perfecto… hasta que un día el dueño de todo, descubrió que faltaba dinero, mucho dinero, entonces culparon a Brissa porque ella era la encargada de la caja.
- ¿ella se lo robo?
- Por supuesto que no, Brissa seria incapaz de robar. Ella es inocente, solo estamos protegiéndonos.
- No te entiendo.
- El problema Sammi, es que el dinero me lo robe yo.
avatar
Freya
Edgar Allan Poe
Edgar Allan Poe

Cantidad de envíos : 51
Edad : 29
Localización : ...Subiendo del negro abismo o bajando de los astros...
Fecha de inscripción : 08/05/2008

Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/anilaup

Volver arriba Ir abajo

Re: ...House of wolves...

Mensaje  Freya el Dom 20 Jul 2008, 23:27

Capitulo 6 "Manzanita."

En cuanto llegue a mi casa subí corriendo a mi habitación, abrí la puerta estruendosamente y me deje caer sobre mi cama, soltando el suspiro mas deplorable de toda mi vida.

- ¿mal día? – pregunto Anita. Me levante de golpe, ella estaba frente a mi computadora, mirándome con una expresión maternal… cuando una niña te mira de esa forma sabes que estas mal.
- ¿Qué haces aquí?
- Hago tarea, repito: ¿tuviste un mal día?
- ¿Por qué no usas la computadora de tu casa?
- Porque mi hermano no me deja entrar a su habitación ¬¬… además tú no estabas y necesito la computadora.
- ¿para que?
- Para hacer una investigación sobre fotosíntesis. Pero no importa, Sam tuviste un pésimo día, estas evadiendo mis preguntas.
- … no fue pésimo, solo fue diferente.
- Ya te enteraste supongo, a mi también me cuesta entenderlo… pero tenemos que hacer un esfuerzo es su vida.
- ¿eh? ¿de que hablas? – Ana suspiro, se cruzo de piernas y coloco su cabello detrás de su oreja, no se porque pero esa niña me hacia sentir pequeña.
- De lo de mi hermano.
- ¿Gee?
- No, mi otro hermano.
- Ah… hoy no tengo ánimos de hablar de Mikey.- volví a recostarme sobre la cama.
- Lo supuse.- mire a Ana, estaba sacudiendo la cabeza.- no quisiera comportarme como una niña pero…
- Eres una niña.- la interrumpí.
- ¿y cuando se deja de ser niña?
- Hasta los 30.- respondí sin ánimos.
- Como sea, el punto es que yo sugiero que saboteemos esa relación. Lo siento pero no me agrada.
- espera, ¿Cuál relación? ¿la de Mikey y sus libros o la de Mikey y sus amigos imaginarios?
- ¡Ay no! estas en etapa de negación, pobre Sam.
- ¿eh?
- Hablo de la relación de Mikey y esa chica.
- ¿eh? ¿chica? ¿Mikey? ¿relación? ¿Qué?
- Sam ¿no los viste?
- ¿ver que? – volví a incorporarme, Ana parecía molesta consigo misma.- ¿Qué pasa? ¿Qué tenia que ver?
- Nada… ¿y porque no fuiste a la escuela? – pregunto deprisa con una sonrisa.
- ¿Cómo que…? oye ¿Cómo sabes que no fui a la escuela? – pregunte asombrada.
- Fácil, todos los días cuando llegas de la escuela, te arrojas sobre tu cama y dices ¡odio la escuela! Hoy no lo hiciste, además tus calcetas están abajo y no traes la camisa del uniforme, nunca te quitas el uniforme hasta las seis de la tarde.
- Que observadora.- gruñí.
- ah si, y hoy fuimos a tu escuela a la salida y no te vimos por ninguna parte.
- ¡Fuck! ¿Por qué fueron?
- Mikey se sintió mal por lo que paso con mamá en la mañana, deberías agradecer ¬¬… además es tu culpa todo lo que pasa con Mikey y esa tal manzanita.
- ¿eh? ¿manzana? ¿de que me estas hablando?
- Manzanita.- Ana puso los ojos en blanco.- no me digas que de verdad no sabes nada.
- ¡habla ya, Ana!
- Ok, pero no le digas a Mikey lo que te diré.- asentí y ella suspiro.- como no te vimos en la escuela, Mikey me llevo a tomar un helado antes de venir a casa, no le vayas a decir a mamá, eh.
- no le diré, ¿y luego?
- Pues estando ahí yo pedí de chocolate, pero Mikey no quiso nada, dijo que iba a arruinar su apetito y que prefería ver como me llenaba yo la cara de choco…
- Ok, ahórrate los detalles.
- ¬¬… son importantes.
- Bueno, Ana ¿Qué paso?
- Pues estábamos ahí hablando de ti.
- ¿Qué decían ¬¬…?
- Nada, solo el se preguntaba donde andarías cuando llego la manzanita.
- ¿y que se supone que es eso?
- Una niña.
- ¿una niña?
- Una de la clase de Mikey, entonces el la invito a sentarse con nosotros y desde entonces no te puedo decir de que hablaron porque no les entendí nada… hablaban mucho de Zeus y decían algo de un tal video niño, me miraban y se reían ¬¬…
- ¿Manzanita es amiga de Mikey? Ay por dios ¿no tiene nombre?
- Mikey no me dijo, mi hermano me ignoro… y yo digo, no se como sea en el mundo de los adultos, pero lo que yo se es que los amigos no se besan.
- ¡¿se estaban besado?! – me lleve las manos a la boca, ¿Por qué grite?
- Si… yo los vi desde la ventana de mi cuarto, estaban en el carro. Me dio asco. >_<
- ¿besando? – repetí, también sintiendo nauseas.- ¿es su novia?
- Pues si no lo era antes ya lo es.
- Pero… Mikey no puede tener novia.
- Si puede, pero no esa chica.
- ¿Cómo es?
- Rara, es muy, pero muy delgada, debe ser anoréxica. Y luego tiene el cabello casi blanco y negro, muy feo y luego usa gorros como los de Mikey y traía aretes en forma de una planta, que rara ¿no? y su ropa era verde y sus ojos también, y tiene aretes en la cara.
- ¿eh?
- Mikey debería salir con alguien normal como tu.
- ¿soy normal?
- ¬¬… olvídalo, Mikey debería salir con una chica que no pregunte si es normal.
Mire a Ana molesta, mi teléfono celular empezó a vibrar, llamaba Frank, maldije el momento en que le di mi teléfono y no conteste.
- ¿tu novio? – pregunto Ana, me sonroje y decidí salir de mi habitación.

Estaba teniendo el peor día de mi vida, primero descubro que Frank no es tan perfecto como creía y luego me enteraba de la estupida novia de Mikey ¡insisto, Mikey no puede tener novia! Y para colmo…
- Samantha, ven por favor.- me detuvo mi madre cuando llegaba a la sala.
- ¿Qué pasa, ma? – pregunte intentando sonreír.
- Necesito que vayas y entregues la correspondencia a los inquilinos.
- ¿Qué? ¿acaso no pueden venir y recogerla ellos mismos?
- Nunca vienen, siempre se amontona en los buzones.- mi mamá me dirigió una sonrisa.- ¿Qué tal la escuela, hoy?
- Bien.- respondí, como todos los días.
Mamá sonrió satisfecha, con un simple bien para ella todo esta perfecto. A veces se me crea un nudo en la garganta al no poder decirle que otra vez tuve que comer en el baño con tal de no soportar las miradas y cuchicheos de quien ella cree mis amigas. Para ella el mundo es perfecto, para ella alguien de mi edad no tiene preocupaciones, todo son sueños y fiestas. Pero esta bien, supongo que saber la verdad le dolería… el mundo es una pesadilla.
- ¿Qué crees? Llamo tu hermana.- exclamo mamá sacudiendo la cabeza.- dijo que pasara acción de gracias en casa de sus suegros, ¿puedes creerlo?
- Bueno ma, a lo mejor viene en navidad.
- No lo creo, dijo que quería pasar las fiestas sola con su marido, ya sabes para encargar bebes.
- ¡Mamá! demasiada información ¬¬
- Lo que son las cosas, espero que Donna pueda convencer a Gerard de venir, se le extraña, además siempre nos trae cosas bonitas de Nueva York.
- Materialista jaja… pero yo también quiero que venga.
- Si, Gee tan bonito, pero bueno hija ¿me ayudas?
- Pues si ya que…
- Oye Sam, cuando pases por la habitación de Frank Iero, ya sabes el de los tatuajes y aritos.- puse los ojos en blanco… ¿con quien puede confundirse a Frank? y luego mi mamá había fingido un estremecimiento u.u - pobre muchacho ¿no?
- ¿Que tiene de pobre ¬¬…? – “no puede ser pobre, es bastante bueno para robar” pensé molesta.
- Pues que parece presidiario con esos tatuajes y eso, y lo peor del caso es que tiene tan bonitos ojos y es tan guapo.
- ¡Mamá!
- Es la verdad, no estoy ciega jeje…-ella me guiño un ojo y tome la correspondencia con tal de huir de ahí.
- Ahorita regreso.
- Gracias hija, ah si y cuando pases con Frank le dices que venga a cenar con nosotros, tenemos que conocerlo mas, casi no sabemos nada de el.
- Si, ma, yo le digo.- suspire y resignada me fui hacia las habitaciones. -estupido Iero.- comencé a mascullar cuando salía del invernadero.- si es que se llama así, ¿pero como vamos a saber algo de el si es un mentiroso? A lo mejor y huye de la ley… pero será abogado ¡eso es corrupción! ¡Ah! ¿y por qué Mikey tiene novia? ¿Por qué Frank es un ladrón? ¿Por qué me mandan a mi a entregar esto ¬¬…?
- ¿Por qué hablas sola?
Me detuve de golpe, gire el rostro teniendo los ojos como platos y las mejillas sonrosadas.
avatar
Freya
Edgar Allan Poe
Edgar Allan Poe

Cantidad de envíos : 51
Edad : 29
Localización : ...Subiendo del negro abismo o bajando de los astros...
Fecha de inscripción : 08/05/2008

Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/anilaup

Volver arriba Ir abajo

Re: ...House of wolves...

Mensaje  Freya el Dom 20 Jul 2008, 23:27

- ¿Qué? – me atreví a preguntar, Ray Toro me miraba alzando las cejas. Estaba sentado enseguida del rosal, con guitarra en mano.
- ¿desde cuando hablas sola?- Insistió, con una risita burlona.
- Yo no…- me acerque a el.- esto es para ti.- dije entregándole un par de cartas.
- Gracias.- el enmarco una sonrisa extraña. - ¿con que, Mikey tiene novia, eh? ¿te duele?
Lo mire un momento con furia, pero mi teléfono volvió a vibrar, era Frank. pero esta vez apague el teléfono, no tenia ánimos de hablarle, menos después de haberle gritado en medio de la calle que no quería verlo mas… y antes de que me explicara todo… ok, quizás me precipite “un poco”
Ray me miraba con ese típico brillo en los ojos de un hombre malvado… ¡odio a los hombres! Esta bien, si digo eso enfrente de mamá me manda a un convento y… me estoy desviando del tema.
No respondí a Ray, solo hice una mueca y me encamine hacia la habitación de Brandon, pero Ray me detuvo.
- alto.- exclamo, dejando escuchar un acorde de su mugrosa guitarra ¬¬…- el no esta en casa, y si buscas a Claire tampoco vas a encontrarla, dijo que iría a la biblioteca, pero yo puedo darle sus cartas.
Lo mire desconfiada, ¿el tener un detalle amable con Claire? ¡No! jamás, el también es un maldito.
- yo se las entrego.- espete orgullosa y me fui deprisa rumbo a la habitación de Frank, pero al abrir las puertas rojas me encontré de frente con:
- ¡Bob! – grite emocionada, nunca agradecí tanto haberlo visto pero el retrocedió asustado.
- ¿Qué hice?
- Nada Bobo, Bobo ¿entiendes? Jaja
- No ¬¬…
- Bueno, bueno ¿adonde ibas?
- A ver a Claire.- respondió bajando la mirada.
- Aja… ¿Por qué? – pregunte sonriendo.
- Necestioayuacomitarea.
- ¿Qué?
- ¡que necesito que me ayude con la tarea! – Bob se había puesto rojo, me reí ^^
- Mmm… Claire va a pensar que eres tonto, mejor invéntate otra excusa.
- Cállate ¬¬… voy a verla.
- No esta, Ray dijo que estaba en la biblioteca.
- ¿y porque el sabe donde esta? – pregunto alarmado.
- ¿eh… por qué vive debajo de su habitación?
Bob gruño y tomo asiento en el piso. Mire hacia la habitación de Frank… ¿justamente teníamos que quedarnos ahí?
- Sam, ¿crees que haya algo entre Claire y Torosaurius?
- ¿por saber que ella esta en la biblioteca? – me reí y decidí sentarme junto a mi amigo.- por favor Bob, ¿Dónde mas podría estar Claire?
- ¿le estas diciendo nerd?
- No jaja… pero lo pensé.
- Sam, la verdad es que creo que estoy enamorado de ella.
- ¿en serio? – pregunte fingiendo sorpresa. El asintió sonrojado.
- Me importa demasiado, eso no es normal.
- Tienes que decírselo.
- No puedo, imagínate lo estupido que voy a quedar… ¿Cómo Claire se fijaría en mi? Ella es mas grande, ella es tan bonita y tan inteligente, además me ha dicho mil veces que no tiene tiempo para el amor.
- Ay por dios, invítala a salir no se va a negar.
- Tampoco quiero que salga conmigo por compromiso.
- No lo hará créeme. Y no pierdes nada con intentar.- Bob gruño y después suspiro.
- Ok, voy a hacerlo, pero no hoy… después… algún día…
- Espero que sea dentro de este milenio.- murmure, el me miro molesto.
- Claire es tan bonita ¿te haz fijado cuando le da la luz de frente?
- Obvio no… Bob… ¿Te haz fijado en la novia de Mikey?
- ¿eh? –el me miro como si estuviera loca.- Mikey no tiene novia.
- ¡exacto! Es lo que yo digo, pero Ana insiste en que la susodicha existe.
- ¿Cómo?
- Una tal manzana o naranja, lo que sea, dice que los vio besándose…
- Oh…
- ¿oh? ¿Por qué pones esa cara? – pregunte levantándome.- ¿tu sabes algo? No es su novia ¿verdad?
- Eh… tengo hambre, vamos a comer ¿no?- dijo también poniéndose de pie.
- Alto Robert, dime que sabes.- me coloque frente a el, tenia que decirme que ocurría en ese preciso instante… o si no lo descuartizaba.
- Sabes algo, la próxima vez que vea a Frank Iero, me disculpare con el por ser un instigador.
- No cambies el tema, hablamos de Michael.
- Pero es que yo no se nada.
- Mientes, eres su mejor amigo, ¿Quién es esa naranja?
- Manzanita, Sam… no te enojes ¿si? Yo no te dije nada porque se lo prometí a el.
- ¿prometiste que?
- Mierda, me va a matar… no me pongas entre la espada y la pared, no puedo decirte.
- Bien no me digas nada.- suspire y me cruce de brazos.- pero yo no te voy a contar nada de mi aventura de hoy con Frank.
- ¿saliste con el?
- Si y pasaron muchas cosas.
- T_T y no me contaras.
- No y no tienes idea de lo que me entere de Frank, digamos que ya no me gusta tanto.
- Nah… ¿en serio? – asentí vehementemente.
- Fuck… bueno no me digas ¬¬…
- Y cuando llegue Claire.- añadí deprisa, sus ojos se expandieron como si fueran huevos (N/A: que feo se oye eso xD…).- voy a hablar con ella.
- Con Claire no te metas.
- Dime que pasa con Way ¬¬…
- ¿pero me ayudas con Claire? – asentí… de todas formas iba a ayudarle ^^…- ok, Manzanita es una chica de la facultad de Mikey, se que siempre esta en contacto con ella por Internet y a el le gusta mucho, pero si Ana los vio besándose seguro es porque algo paso y esa chava ya debe saber lo que el siente. Mira Mikey no habla mucho sobre esas cosas, pero por lo que yo se realmente le gusta.
- ¡maldita sea! ¡¿y porque no me contaron nada?!
- ¡idea de Mikey! A mi también se me hizo raro, pero pues esta loco y es muy reservado en esas cosas.
- Estupido ¬¬… se supone que soy su amiga ¿no?
- supongo.
- Robert, ¿Qué mas sabes sobre ella?
- Eh… trabaja en una librería y Mikey dice que es encantadora, ve tu a saber que significa eso para el, seguro colecciona ratas.- Bob puso los ojos en blanco.- bien, ahora dime que paso con Frank.
- ¿Quién?
- Frank Iero, tu futuro esposo.
- Ah el.- sonreí, al menos Bob acepto siempre a Frank… aunque jurara que estaba loco.- bueno, es encantador… a veces.
- tú y Mikey no conocen otra palabra ¿verdad?
- ¬¬… cállate…mira con Frank pasaron muchas cosas, pero te cuento luego de la cena ¿si? Tengo que entregar estas mugrosas cartas.
- ¿alguna para Frank?
- Nop… ni para Lucero, todo esto de es de Blake, ven vamos con el.
Bob sonrió y me siguió.
Llegamos a la habitación del señor Blake, Bob espero afuera mientras yo iba y le entregaba las cartas al hombre.
Su habitación estaba completamente desordenada, y en penumbras, James Blake estaba en su cama al parecer ordenando algunas cuentas o algo así me imagine. Le deje las cartas sobre su escritorio, escuche un carraspeo de su parte y note que tenía varias botellas de licor esparcidas por el suelo. Su habitación olía espantoso, pero el no parecía conciente de ello, lo mire de reojo, tenia los ojos semicerrados.
- ¿Sam? – pregunto, con una voz ronca. Me sobresalte y voltee sonriendo.- ¿Qué haces aquí, bonita?
- Solo traje unas cosas, ya me iba.
- Ah… - sus ojos volvieron a cerrarse y cayo sobre la cama, soltó un fuerte ronquido y aproveche para salir rápidamente de ahí.
- Bob, la próxima vez no me dejes entrar sola.- regañe a mi amigo. Detestaba entrar a esa habitación, al principio pensé que era cosa mía, pero siempre notaba una vibra “desagradable“ por parte del señor Blake… por dios, tenia casi 40 años, me parecía un fracasado y no me gustaba la forma en que me miraba… pero claro a nadie le importaba ¬¬…
- ay perdón jaja… ¿a que hora comemos?
- ¬¬… espérate a la cena.
- Bien, ¿vamos a tu casa o con Mikey?
- Michael debe estar con su novia ¬¬…
- quizás no es su novia, a lo mejor solo es su compañera de intercambio de aventuras sexuales.
- ¡Bob! no digas eso.- le dio un ligero golpe en el hombro y entonces de la casa de Mikey salio este, venia tomado de la mano de una muchacha. Bob y yo nos miramos; Ana tenia razón la chica era muy delgada, de rubios cabellos y ropa holgada. No me cayó bien ¬¬…
Ellos reían y entonces ella se apoyo contra la pared, tomo a Mikey del cuello y comenzaron a besarse.
Los mire indignada ¡¿Quiénes se creían que eran para hacer eso?! ¡Estaba mal! Me hacían sentir mal… iba a gritarles que se separaran, cuando me gritaron a mi.
- ¡SAMANTHA! – cerré los ojos con fuerza, era Frank. Que avanzaba hacia nosotros con paso firme.- ¿Por qué no respondes tu teléfono? ¡te he estado llamando! ¡necesitamos hablar! – exclamo situándose frente a Bob y a mi, Mikey y su novia se separaron.
- ¿Sam? ¿Bob? ¿Qué hacen ahí? – pregunto Mikey, mirándonos estaba pálido.
-Sam respóndele.- dijo Bob, dándome un empujón. Decidí ignorar a Frank, golpear a Bob y fulminar con la mirada a Michael.
- ¿Por qué te fuiste de esa forma? – pregunto Frank, parecía ajeno a las demás personas.- yo iba a explicarte que paso, me haces quedar como un maldito… ¿sabes lo que es el derecho de replica?
- ¿eh? – lo mire un momento, el estaba cruzado de brazos mirándome ofendido.
- ¿Qué hacías con el? – pregunto Mikey, mirándolo desconfiado.- espera, ¿estabas en la habitación de Blake?
- Tengo tareas que hacer.- respondí, desviando la mirada.- ¿recuerdas que existe la casa de huéspedes?
- ¡te he dicho que no entres ahí!
- ¿Por qué? – pregunto la chica que tomaba a Mikey de la mano, el le susurro algo al oído, ella solo asintió.
- Tu no me dices que debo o no hacer y además tu no me dices nada ¿recuerdas? - masculle.
- Estoy hablando contigo.- exclamo Frank, molesto.- mírame a mi… estoy aquí ¡hola!
- Como lo de tu noviecita tonta.- termine, apartando a Frank, Mikey me dirigió una mirada asesina.
- Ignórala.- dijo Mikey mirando a la chica.- es una inmadura, Samantha hazte un favor a ti misma y piérdete.
La tomo de la mano y volvieron a entrar a la casa. Mire a Bob el solo se encogió de hombros.
- WTF??? No entiendo.- grito Frank.
- Yo tampoco… ¿estas celosa, Sam?
- ¡NO!
- Si, lo estas.
- ¡que no, Nathaniel!
- bien, entonces podemos hablar de mi problema.- comenzó Frank.- todo inició hace unos meses, cuando Brissa se hizo novia de este tipo, nos invitaron a una fiesta y ahí conocí a…
- ¡no me importa! – lo interrumpí, el me miro alzando las cejas. En mi mente aun circulaba la imagen de Mikey besándose con esa tarada, no podía escuchar lo que Frank decía, no podía concentrarme en nada mas.- ¡no me cuentes nada! ¡no quiero saber de ti!
Lance una palabrota y me aleje rápidamente de los dos. Sin poder evitar escuchar un ultimo “Sam esta celosa” por parte de Bob.

*******************************************

Luego le sigo xD
avatar
Freya
Edgar Allan Poe
Edgar Allan Poe

Cantidad de envíos : 51
Edad : 29
Localización : ...Subiendo del negro abismo o bajando de los astros...
Fecha de inscripción : 08/05/2008

Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/anilaup

Volver arriba Ir abajo

Re: ...House of wolves...

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.