Dear Ephitaph... [A.S.O.M. Dreams production]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dear Ephitaph... [A.S.O.M. Dreams production]

Mensaje  junsey el Miér 21 Oct 2009, 21:55

Titulo: Dear Ephitaph…
Genero: Terror, Suspenzo, Psicologico
Autor: Iwakura Jun (by A.S.O.M.)


Otro aburrido día donde solo puedo complacer mi ser con la fantástica informática, ese mundo paralelo en el que me siento como, aceptado…

Y es que a estas horas de la mañana, cualquiera se imaginaria que soy un hombre trabajador, pues no, no he dormido en toda la noche… la noche en que debería festejar mi decimoséptimo cumpleaños, la pase enfrente al monitor… la verdad… o me imagino pasándola mejor… que mejor que estar con mis únicos amigos…



Akido se queda mirando la él titileo anaranjado del chat donde sus amigos le hablaban. Seguía empecinado en encontrar un supuesto portal, un portal en el que se hablaba en una leyenda… una leyenda urbana que rondaba por ahí, que habla sobre una puerta a otro mundo, cuyo acceso era por la Internet… y empecinados en encontrarla, no hacían otra cosa más que enrojecer sus ojos con la luz artificial de la maquina.



Estaba bajando el software que supuestamente los llevaría a ese sueño eterno donde sería aceptado…



- esta tan cerca…- susurró durmiéndose sobre las teclas, las horas pasaban y la eterna descarga continuaba… finalmente un expretiposo pitido le despertaba mostrándole el archivo completo; sin pensarlo dos veces lo instalo, y no pudo sinó sentirse un poco desfraudado al ver un programa que no parecía salir de lo normal… pero ya lo tenía en frente y aún con un poco de entusiasmo lo abrió…



Una figura sombria cubrió la pantalla y tragando en seco con la emoción zurcando sus venas se animó a hablar.



-hola?... poruqe no respondes?- preguntó confundido. Asustado. Emocionado.



-Si no te respondí el saludo, que creer que te haría preguntar el porqué?- la sombra hablaba en un tono ronco que provocó un escalofrío en su piel.



-Pero si respondiste- dijo en un tonto impulso de valor dándose cuenta de que lo había dicho de forma burlona



-No te pases de listo…- le reto la sombra calándolo hasta los huegos, a lo que solo pudo asentir con la cabeza.



La computadora se apagó repentinamente, nervioso intentaba ver alrededor pero todo estaba sumido en la oscuridad, camino por los pasillos de su casa, con un frío intenso recorriendo su cuerpo… no encontraba a nadie, pero aún así trataba de mantener la calma cuando un verdoso resplandor que se colaba por una ventana llamó su atención, salió al jardín apurado y curioso, pero solo se encontró con un despejado y solitario cielo noscturno… ¿acaso había dormido todo el día? Muchas preguntas se pasaba por su mente pero en esos momentos nada lógico ni coherente surgía como respuesta. La luna era la única luz cuyo extraño y contrastante resplandor lo hacía confundir aún más…

Dando se cuenta de que su reloj estaba detenido y el frío estaba por descomponerle, se volvió y tomo un abrigo… que de poco le sirvió… empezó a correr por las calles, donde a cada respiración sentía doler su alma, quizás del frio… quizás del miedo… quizás por el simple hecho.. de que todo estaba desierto… camino por cuadras perennes mirando hacia todos lado, y buscando alguna señal… pero lo único que encontró fue un par de cadáveres calcinados por los cables aún chispeantes de una farola, yacían perturbantes en la calle… entre parpadeos y escozores se alejó del lugar queriendo borrar tal morbosa imagen…



Intentó usar su celular, pero ni siquiera tenía señal, sumido en la frustración sintió una presencia, y mirando de reojo divisó un niño, vestido con pantalones camisa a rayas negras que pasaba caminando junto a él, pasando de largo ignorándolo por completo e ingresando en una escuela… se quedó unos segundos parado hasta que reaccionó y siguió al chico entrando en la institución, una vez dentro asombrado admiraba la arquitectura que parecía tan antigua y sin contenerse empezó a recorrer adentrándose en el lugar, llegó a lo que parecía una enfermería estaba abierta por lo que entró empujando la puerta a empujo… dentro se encontró a un hombre dándole la espalda, al ver detenidamente notó frente a él en una camilla donde descansada un deforme e irreconocible cuerpo en descomposición… el sujeto que le daba la espalda parecía con brusquedad estar quitándole algo, bañando en sangre a sí mismo y al lugar…



Anonadado retrocedo unos centímetros y voltea una charola… sin poder evitarlo el engendro se voltea y lo deja paralizado mientras observa con ojos desorbitados al ente sin rostro… con solo un ojo cocido por fuera de la palidez perlada de la piel sin orificios… Corrió en pánico, corrió aterrado buscando cualquier lugar donde esconderse mientras el ser le perseguía.



En su desesperación atino a entrar en la primer habitación que encontró, resultó ser el baño de mujeres, donde se apoyó en la puerta intentando contener el corazón que parecía querer quebrar su pecho… cuando se sintió seguro ,pues parecía no encontrarlo, y logró respirar un tanto aliviado… pero no menos aterrado, con la mano sobre el pecho y la otra surcando con los dedos su rostro trataba de bajar los niveles de adrenalina que no le había permitido darse cuenta de que había una niña en el lugar, se miraba ante un espejo que hecho añicos reflejaba una imagen cortada. Se acercó a la niña sin poder hablar esta se volteó mostrándole una infantil rostro tajeado, al ver a la pequeña con los dientes pintados con un labial carmesí, dientes que quedaron pintados porque la pequeña no tenía labios… de la piel entrecortada brotaba la sangre… el olor del lugar sin duda le ayudaban a sentir nauseas incontenibles, pero antes de que pudiera hacer cualquier cosa la niña entro en un cubículo del baño y se encerró…

Con las manos temblorosas y la mente en blanco inspecciona el lugar, luego de comprobar que nadie mas estaba ahí intentó lavar su rostro, se acercó al lavadero y con dificultad y convulsión intentó abrir una canilla, luego otra, luego otra… nada… ninguna funcionaba… largó una risa nerviosa entre dientes y como respuesta a su quejido escucho el correr de fluidos… con los ojos entre cerrados y al borde de la locura veía el liquido rojo y con ferrosa fragancia salir de las canillas… la niña salió desesperada del cubículo, completamente alterada, completamente aturdida, se abalanzó sobre él manchándose con la sangre que inundaba el lugar, él en la desesperación toma una llave de plomero que se encontraba cerca y mientras la niña mordía su brazo despiadada y el dolor tomo control de su cuerpo golpeando a la monstruosa criatura que se resistía con la fuerza de una fiera… cerró los ojos y siguió golpeando con brutalidad, desquiciado destruyó el cráneo de la cría cuyo cadáver parecía no poder descansar en el frío piso…



Salió despavorido… estaba a completa merced del terror, trastornado caminó apurado hasta que sintió un ruido, ya no sabía ni le importaba en donde estaba, con los sentidos aturdidos rompió un vidrio que protegía un hacha de emergencias, el dolor de los vidrios rasgando su piel era ínfimo comparado con el dolor de esas imágenes en su mente, entró en lo que parecía ser un aula, entra con sigilo rogando no encontrarse con contra atrocidad… queriendo despertar de esa pesadilla… rogando que fuera una pesadilla.. Pero era tan real… el dolor era tan agudo…



Dentro del aula una mujer surgió a sus espaldas, de un salto se giró amenazante con el hacha apretada en sus torpes manos. La mujer mueve los labios soltando abruptos y punzantes sonidos, atada con alambres de púas, que surcan su cuerpo hiriéndolo aún más… al borde del desmallo intenta escapar pero no puede, y completamente entregado a la locura empieza a despedazar el cuerpo ya deformado de la mujer con el hacha, sintiendo la resistencia de los huesos en cada golpe… sintiendo el desgarre de los músculos… con los restos a sus pies, con los órganos esparcidos intenta huir nuevamente, ahogado en sollozos ásperos recobra parcialmente la conciencia, sigue encaminándose más adentro de ese tenebroso lugar mientras siente las paredes acercarse y alejarse peligrosas, apresura el paso arrastrando el hacha y surcando el suelo de sangre…



Llega finalmente a una sala donde hay cajas de cristales que contienen unas criaturas… pequeñas criaturas que parecen animase recién nacidas… uno de ellos se despierta y lanza un chillido ensordecedor, chillido que sabe que lo delatará, el ser sin rostro podría encontrar, el instinto de vida lo lleva a levantar el hacha en lo alto y partir cual mantequilla y sin compasión las criaturas monstruosas, golpeándolos uno a uno… cuando ya perdía la cuenta, cuando sus trazos se quejaban abarrotados por el peso del hacha, cuando respiraba con fuerza y dificultad, sintió ruidos provenientes de la calle , desesperado se acerca a una ventana esperando que sea alguien que pueda rescatarle… pero solo ve seres escabrosos, como zombis caminan hacia el lugar, su pecho se congela… se siente desvanecer… corre… corre… corre esperando huir, pero el peso de la locura lo retrasa como plomo en sus pies… solo alcanza a divisar una puerta con ventanales de vidrio desquebrajado… la atraviesa y llega a un patio desolado donde su único habitante es un árbol seco y ennegrecido, a su alrededor empieza a ver niños girar a su alrededor en una especie de ritual cantando y jugando, se les queda mirando, cuando algunos se voltean a mirarlo mostrando armas en sus manos y clavos gruesos y oxidados que los perforan… se toman de ellos, tiñendo de rojo el suelo en cada movimiento…. corre arrojando el hacha fuera de sí… corre pateando bestialmente a lo que se atraviese en su camino… corre por las puertas saltando el portón de rejas que encerraba el lugar salir corriendo por las puertas traseras… como si estuviera bajo el efecto de la peor droga corre nuevamente aislado… cae rendido al suelo intentando respirar, cubierto de sangre, mareado, descompuesto e con la serie de imágenes aturdiendo su mente…



Un fuerte golpe lo despierta… un auto lo acaba de arrollar… siente que lo levantan… sabe que lo van a matar…



Despierta en una cámara que se llena lentamente de un gas amarillento, escucha risas… siente morir…







-Esta noche la ciudad queda conmocionada cuando un joven de 17 años, Akido Hiroshi fue condenado a pena de muerte por un brutal crimen, ingreso en un colegio primario y acecino una niña de 8 años, se presume que intento violarla, y descuartizó con un hacha a una profesora, también ataco brutalmente a otros cinco estudiantes, se presume q todo lo hiso predeterminado… es una lástima… ver a nuestra juventud corrompida…



Los Ojos Ven Solo Lo Que Quieren Ver… y no siempre lo q ves es lo que es…


espero les agrade, este fue mi primer trabajo cuando empece en A.S.O.M. y describe mi estilo muy bien creo... gracias
avatar
junsey
Homero
Homero

Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 21/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.